El regalo de un edil a otro de la cabeza de un cordero rompe el pacto de izquierdas en Vinaroz

Alcalde Vinaroz PSOE Podemos
Guillermo Alsina, alcalde de Vinaroz.

El Gobierno de izquierdas de Vinaroz, la quinta ciudad más importante de la provincia de Castellón, ha estallado en mil pedazos tras la salida de Todas y Todos Somos Vinaroz, la marca local de Podemos, del pacto que mantenía con el PSOE y Compromís. La ruptura se ha producido hace 24 horas, en lo que fue una jornada frenética que se inició con la dimisión del concejal de Urbanismo, el socialista José Chaler. A continuación, el alcalde, el también socialista Guillermo Alsina, cesó de todas sus delegaciones a la edil Anna Fibla (Todas y Todos Somos Vinaroz) y, por último, la formación de Fibla respondió anunciando su salida del Equipo de Gobierno. Por la tarde, el Pleno Extraordinario convocado por iniciativa del PP reprobó al alcalde.

El detonante de la ruptura se produjo el 21 de diciembre, cuando el concejal del Partido Socialista dimitido ayer José Chaler regaló a Fibla una cabeza de cordero con vísceras y envuelta en verduras podridas como presente en el juego del ‘amigo invisible’ entre miembros del equipo de Gobierno.

El Ayuntamiento de Vinaroz se constituyó en 2019 con un gobierno conformado por PSOE, Todos Somos Vinaroz la marca local de Unidas Podemos, y Compromís. En la Oposición quedaron PP,  Ciudadanos y el Partido de Vinaroz Independiente. Resultó elegido alcalde el socialista Guillermo Alsina. El concejal de Urbanismo, Deporte y Salud era el también socialista José Chaler.

Las pasadas navidades, el equipo de Gobierno decidió que sus miembros se hicieran regalos bajo el formato del ‘amigo invisible’, una iniciativa que debía servir para estrechar lazos. Chaler, regaló una cabeza de cordero degollada, con vísceras y envuelta en verduras podridas a Anna Fibla. Aquello, indigno a Fibla y a sus compañeros de Todas y Todos Somos Vinaroz pero, al parecer, el alcalde quiso quitarle hierro al asunto sonriendo ante la acción que acababa de producirse.

Lo que siguió a aquel desafortunado ‘amigo invisible’ fue una asamblea de Todas y Todos Somos Vinaroz 24 horas más tarde y una rueda de prensa de Fibla junto a la diputada autonómica de Podemos Marisa Saavedra con un ultimátum al alcalde: o Chaler dimitía antes de la conclusión de las fiestas navideñas o el alcalde lo cesaba, también antes del lunes, 10 de enero, o Todas y Todos Somos Vinaroz abandonaría el Gobierno Local.

Por si faltaba algo, el último día hábil del pasado 2021, el PP presentó por registro una petición de Pleno Extraordinario al objeto de reprobar la conducta del alcalde en este tema. Ese Pleno, debía celebrarse ayer, 19 de enero, que fue el día en que el Gobierno Local saltó por los aires.

Primero, Chaler anunció su dimisión. Después, compareció el alcalde para anunciar que cesaba a Anna Fibla de todas sus delegaciones alegando perdida de confianza. Y, finalmente, Todas y Todos Somos Vinaroz anunció que abandonaba el Equipo de Gobierno. Por tanto, PSOE y Compromís quedaban en minoría de 8 concejales frente a toda la Oposición.

Por la tarde, se celebró el Pleno pedido por el PP para reprobar al alcalde, que aprobó la reprobación con los votos de PP, Todas y Todos Somos Vinaroz y el Partido Vinaroz Independiente. Ciudadanos se abstuvo. Y los 6 ediles del PSOE -ya no estaba Chaler, recién dimitido- y Compromís se posicionaron en contra. El futuro es una incógnita. En principio, socialistas y Compromís gobernarán en minoría, pero tendrán enfrente a una Oposición muy superior en número y con votos sobrados para tumbar cualquier iniciativa.

Lo último en Alicante

Últimas noticias