ESTÁ ACUSADA DE UN PRESUNTO DELITO DE MALOS TRATOS

Detenida una madre de 24 años por provocar crisis convulsivas a su bebé para que pareciera enferma

Dos agentes de la Policía Nacional.
Dos agentes de la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a una madre de 24 años y nacionalidad española que supuestamente agredía y privaba de aire a su bebé de 20 meses, con lo que presuntamente le provocaba crisis convulsivas que hacían parecer que la criatura se encontraba enferma. Se la acusa de un supuesto delito de malos tratos. El Juzgado de Guardia que lleva a cabo las diligencias ha decretado como medida cautelar la prohibición a esa madre de aproximarse a la menor y ha atribuido al padre la guardia y custodia del bebé. Todo ello, según ha informado la propia Policía Nacional.

Los supuestos hechos fueron puestos en conocimiento de la Autoridad Judicial en Alicante por el servicio de pediatría de un hospital de esa localidad. El Juzgado indicó entonces a la Unidad de Familia (UFAM) de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Alicante que iniciara las investigaciones para resolver el caso. Y los investigadores comenzaron su tarea de inmediato.

El relato policial apunta a que un bebé, de 20 meses, fue ingresado en un centro médico para estudiar las crisis convulsivas que supuestamente padecía. No era la primera vez que ingresaba por este mismo motivo. Existía la sospecha de que el origen de sus males fueran unas posibles crisis epilépticas. Sin embargo, los resultados fueron negativos, por lo que los profesionales que la trataban comenzaron a pensar en que esas crisis podían estar supuestamente provocadas por causas externas.

Las primeras investigaciones policiales y datos recabados por la Policía Nacional hicieron sospechar a los agentes de su progenitora. Entre ellos, datos recabados del propio hospital, en cuyo informe, y siempre según la versión policial, se reflejaba que las crisis aparecían siempre en presencia de la madre del bebé y sólo cuando esa mujer se encontraba a solas con la pequeña. Por tanto, sin la presencia de nadie más. En esos momentos, la mujer recababa la atención médica. El bebé se recuperaba tras la llegada del personal médico y las crisis remitían.

Según siempre el citado relato policial, en 2 ocasiones se pudieron supuestamente observar presuntas marcas o improntas de lo que pudieran ser sábanas en la cara de la menor. En apariencia, era como si se hubiera presionado la boca de la niña. 

Se dio, además, la circunstancia de que las crisis desaparecieron cuando las sospechas recayeron sobre la madre del bebé. Finalmente, la Policía Nacional detuvo a la madre de la menor bajo la acusación de presuntos malos tratos. Actualmente, se baraja lo que, a falta del diagnóstico médico pudiera estar relacionado con el denominado ‘síndrome de Munchausen’ por poderes o, lo que es lo mismo, aquel que provoca la invención de síntomas falsos u otros reales que en apariencia presentan al niño enfermo.

La mujer ha sido puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, que ha adoptado medidas cautelares: prohibición de aproximación a la menor, con guardia y custodia al padre del bebé y derecho de visita de una hora y una vez a la semana en un punto de encuentro controlado y bajo supervisión.

 

 

 

 

Lo último en España

Últimas noticias