Astronautas

Estudian la anemia espacial de los astronautas

¿Cómo se comporta el cuerpo de los astronautas en el espacio? Un estudio reciente trata de la anemia espacial de los astronautas.

Curiosidades sobre los astronautas

Mejores alimentos contra la anemia

Combatir anemia, consejos

Anemia espacial astronautas
La anemia espacial

Permanecer en el espacio durante mucho tiempo no está exento de riesgos para la salud de los astronautas. A su regreso a la Tierra, pueden sufrir pérdida ósea, atrofia muscular o anemia. Un equipo canadiense del Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa está proporcionando nueva evidencia para comprender mejor esta afección.

La anemia espacial de los astronautas

Hasta ahora, los expertos pensaban que la anemia espacial era el resultado de una rápida adaptación al movimiento de fluidos que ocurre cuando el astronauta entra en microgravedad.

Los astronautas pierden aproximadamente el 10% del plasma y los científicos creían que se destruía, al mismo tiempo, un porcentaje similar de glóbulos rojos para restaurar el equilibrio hemostático. Asimismo, se pensaba que la concentración de hemoglobina volvía a los valores normales después de unos 10 días en el espacio.

Sin embargo, un nuevo estudio, realizado por el doctor Guy Trudel, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ottawa y su equipo de colaboradores, revela que la pérdida de glóbulos rojos es en realidad mucho más consecuente y duradera.Anemia astronauta

Nuevos controles para la salud de los astronautas

Tener menos glóbulos rojos en el espacio no es un problema cuando el cuerpo se encuentra ingrávido. Pero, al aterrizar en la Tierra, y eventualmente en otros planetas o lunas, la anemia afecta a la energía, a la resistencia y a la fuerza corporal.

Los glóbulos rojos tienen una vida útil limitada de aproximadamente 120 días y, en la Tierra, el cuerpo crea y destruye alrededor de 2 millones de glóbulos rojos cada segundo.

Los análisis del equipo de Trudel revelaron que se destruyeron un 54% más de glóbulos rojos en quienes vivieron durante seis meses en el espacio, unos 3 millones por segundo, independientemente del género del astronauta.

La generación de nuevas células

Este resultado implica que los cuerpos de los astronautas necesariamente compensaron esta pérdida generando nuevas células sanguíneas, de lo contrario hubieran evidenciado todos los síntomas de una anemia severa.

Afortunadamente, la anemia causada por una estancia en el espacio es reversible. Los análisis han demostrado que los niveles de glóbulos rojos vuelven gradualmente a la normalidad tres o cuatro meses después del aterrizaje.

Sin embargo, el equipo observó que un año después de que los astronautas regresaran a la Tierra, la tasa de destrucción de glóbulos rojos seguía siendo relativamente alta: casi un 30% más alta que la tasa medida antes de la misión. Esto significa que una estancia en el espacio conduce a cambios estructurales en el cuerpo, que tienen un impacto duradero en el control de los glóbulos rojos.

Comparte esta interesante noticia en tus redes sociales o deja tus comentarios sobre el problema de la anemia espacial de los astronautas.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias