Lactancia materna

Las mejores posiciones para amamantar a tu bebé

posiciones amamantar bebé
Descubre las mejores posiciones para dar el pecho al bebé

Tú y tu bebé tenéis necesidades únicas, por lo que es posible que una sola posición para amamantar no se adapte a todas las madres y bebés. Por suerte tenemos muchas posiciones por lo que vamos a explicarte algunas de ellas, las más comunes o las más fáciles de realizar y que posiblemente te ayudarán para encontrar la más adecuada y lograr así una lactancia serena y cómoda. Descubramos cuáles son, las mejores posiciones para amamantar a tu bebé.

Posiciones para amamantar a tu bebé

Aunque puede que ya tengas una posición que sabes que te va bien para darle el pecho al bebé, no es aconsejable estar siempre en la misma postura, dado que si cambias podrás permitir a tus senos que drenen por completo y así prevenir infecciones como la mastitis.

Por ello puede que sea bueno descubrir algunas de las mejores posiciones para amamantar al bebé y con ello, que vayas probando para saber cuáles te van mejor.

La posición en la silla

Esta es una de las mejores posiciones si eres nueva en la lactancia. Toma una silla cómoda con reposabrazos y siéntate con la espalda recta. Sostén a tu bebé frente a ti, con su vientre tocando el tuyo. Sostén su cuerpo en el hueco de tu brazo, frente a tu pecho elegido. Usa el brazo derecho para el seno izquierdo y el brazo izquierdo para el seno derecho. Sostén su cabeza con tu mano abierta y con la otra sostén tu pecho desde abajo en forma de U. Guía suavemente la boca de su bebé hacia tu seno sin agacharte ni inclinarte hacia adelante. Esta es una buena posición si tu bebé tiene dificultad para prenderse, porque te permite guiar mejor su cabeza mientras sostienes su cuello entre tus dedos y el pulgar.

La posición sentada

Es un poco como la posición recién explicada, excepto que esta vez sostienes a tu bebé con el brazo del mismo lado que el pecho de lactancia. Siéntate derecha en una silla cómoda o sillón con reposabrazos y sostén a tu bebé en tus brazos, con la cabeza apoyada en el pliegue del brazo derecho si está mirando hacia el seno derecho. Asegúrate de que su cabeza esté alineada con el resto de su cuerpo: tu bebé no debe girar la cabeza para mamar. No dudes en poner una almohada debajo de tus rodillas para que el bebé esté a la altura adecuada, ambos estaréis más cómodos.

La posición de la pelota de rugby

Si te estás recuperando de una cesárea o tiene senos grandes, la posición de pelota de rugby para amamantar puede ser una posición más cómoda para ti. Evita reposar todo el peso del bebé sobre tu abdomen. Con el codo doblado, sostén a tu bebé acostado a tu lado a la altura de la cintura. Sostén su cabeza con tu mano abierta y guíalo hacia tu pecho. Su espalda descansará así sobre tu antebrazo, como si estuvieras sosteniendo una pelota de rugby. Sostén tu seno con la otra mano en forma de U.

La posición acostada de lado

Si está cansada después del parto, o si tienes sueño, puedes acostarte para amamantar a su bebé. Asegúrate de permanecer despierta. Esta posición se puede utilizar para recuperarse de las consecuencias de una cesárea. Acuéstate de costado y gira a tu bebé hacia tu seno, asegurándote de que todavía sostienes su cabeza con la mano. Usa la otra mano para tomar tu seno y dirigirlo hacia el bebé. Una vez que se haya enganchado, puedes usar tu brazo libre para sujetarte y el otro para sostener a tu bebé contra el pecho.

La posición de los gemelos

Si tienes mellizos, por supuesto que puedes amamantarlos por separado, pero si lo deseas, puedes alimentarlos a los dos al mismo tiempo. Para ello adopta la posición de la pelota de rugby, salvo que esta vez llevas un bebé en cada brazo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias