Limpieza

Cómo tener las habitaciones de los niños ordenadas y limpias: 4 trucos simples

Ordenar poco a poco y enseñar a los niños, son algunos de los trucos que nos van a permitir poder tener las habitaciones de los niños limpias y ordenadas.

habitaciones de los niños
Trucos para ordenar las habitaciones de los niños

Si ya de por sí tener una casa ordenada y limpia parece una hazaña, conseguir que los niños tengan ordenada y limpia su habitación parece a veces imposible…o no. Tan solo es cuestión de guiarse con los trucos para organizar las habitaciones de los niños que os ofrecemos a continuación.

Cómo tener las habitaciones de los niños ordenadas y limpias: 4 trucos simples

habitaciones de los niños

La vida ajetreada que llevamos puede hacer que la organización del orden en la casa sea complicado y más cuando tenemos niños pequeños, sin embargo, unos pocos gestos son suficientes para ver las habitaciones de los niños sin rincones sucios y con todas las cosas en su lugar.

Veamos a continuación, una serie de trucos que os servirán para garantizar que las habitaciones de los niños estén limpias y ordenadas:

La regla de los tiempos pequeños

Aplica esta regla de dos maneras, para no dejarte tareas pendientes y cosas que limpiar y ordenar y también, para encontrar tiempo que dedicar a la limpieza de la habitación de los niños. Se trata tan solo de hacer pequeños gestos que requieren tan solo unos minutos y que nos permiten tener el cuarto de nuestros hijos limpio y ordenado, sin necesariamente tener que pasar limpiando muchas horas seguidas.

Aquí hay una lista con algunos ejemplos:

  • Cuelga (o coloca) los abrigos y las carteras de los niños en su sitio todos los días;
  • Barre el suelo de las habitaciones todos los días;
  • Haz que los niños se acostumbren desde pequeños a tener ordenados los juguetes;
  • Guarda las cosas que no usen.

Divide los espacios de la habitación

En lugar de dejar que los niños dejen las cosas a su alrededor, encuentra un espacio para todo. Por lo tanto, nos puede ir bien tener contenedores, cajas y cestas que nos permiten dividir las cosas por tipo, encontrarlos inmediatamente sin perder tiempo y también recuperar espacio, ya que también podemos aprovechar las esquinas vacías y verticales, por ejemplo, dentro del armario, son útiles.

Hay que hacer siempre la cama

Parece un gesto trivial, pero es lo primero que debes predisponer a ordenar así como la idea de que debe ser lo primero que hagamos por la mañana. De este modo, los niños aprenderán desde pequeños que se tienen que hacer su cama y nos aseguramos así que la habitación no se vea siempre tan desordenada.

Nunca apliques como castigo ordenar la habitación

Por último, tenemos que procurar que sean nuestros hijos los que poco a poco se vayan responsabilizando del orden y limpieza de su habitación. De este modo, será bueno que desde pequeños les enseñemos a hacerse la cama, a recoger sus juguetes e incluso, a guardar su ropa. Poco a poco harán esas tareas por sí mismos, pero jamás las impongas como castigo ya que entonces es posible que se rebelen y no quieran no solo no hacerlas, sino que además contribuyan cada vez más, al desorden en sus habitaciones.

Lo último en Bebés

Últimas noticias