Alimentación infantil

Bebé que pierde peso al nacer: ¿cuáles pueden ser las causas?

¿Qué puede causar que un bebé está perdiendo peso? Es posible que tenga que ver con la lactancia, pero también se pueden dar otras causas.

bebé pierde peso
Descubre cuáles son las causas para que el bebé pierda peso

Tener  un bebé supone preocuparse continuamente por el bienestar del recién nacido y sobre todo, comprobar si durante las primeras semanas de vida su desarrollo es el correcto, de modo que ver cómo el bebé pierde peso puede ser algo realmente desesperante, de modo que vamos a analizar cuáles pueden ser las causas y qué hacer al respecto.

Bebé que pierde peso al nacer: ¿cuáles pueden ser las causas?

bebé pierde peso

Antes que nada, tenemos que decir que dependiendo de cada bebé y lo que haya pesado al nacer, es posible que existan distintas causas para que de repente con apenas un mes o cuando ya ha establecido una alimentación de lactancia regular comience a perder peso.

Inicialmente, la madre se sentirá algo desconcertada y más cuando le está dando el pecho y cree estar haciendo todo lo correcto, pero tenemos que señalar que la única causa no es solo el que haya un problema con la lactancia materna, de hecho, acabamos de decir que se pueden dar otras causas como por ejemplo que la pérdida de peso se deba a algo natural o también, que se de un problema de desnutrición.

Veamos entonces uno a uno y de forma detallada estos problemas que se relacionan a la pérdida de peso del bebé.

Pérdida de peso natural

Dentro de los primeros 5 a 7 días de vida, es bastante común notar que el bebé pierde peso . Esto, a pesar de ser motivo de preocupación para muchas madres, es un proceso natural en esos primeros días.

Después de la segunda semana de vida, el bebé comenzará a aumentar de peso de forma gradual. No es necesario hacer nada más que amamantar al bebé cuando sea necesario. Después de este período, será normal pesar al bebé en cada visita mensual al pediatra para asegurarse de que se está desarrollando como se espera y que está comiendo adecuadamente.

Problemas con la lactancia materna

El hecho de que un bebé pierda peso puede estar también relacionado directamente con la lactancia materna, de modo que será necesario tomar medidas concretas.

Puede deberse a un agarre incorrecto que es de hecho, un problema muy recurrente, especialmente en madres primerizas. Pero la buena noticia es que este problema tiene una solución relativamente fácil . Un agarre incorrecto puede hacer que los pezones se agrieten, duelan e incluso se magullen, dependiendo de la situación. Pero lo peor de todo es que el bebé no amamantará correctamente y puede haber un caso de pérdida de peso.

Para que el agarre sea correcto, la boca del bebé debe cubrir todo el pezón, con las areolas casi completamente cubiertas. Además, es necesario prestar
atención a si el bebé está satisfecho y observar el período durante el que está amamantando y si puede dormir profundamente después de la alimentación.

En el caso de que el problema se haya localizado porque la madre está produciendo muy poca leche, es posible que el bebé no pueda alimentarse lo suficiente y, en consecuencia, está perdiendo peso. Este problema se puede resolver con algunas recetas naturales para aumentar los niveles de leche.

En este último caso, el pediatra puede recomendar además el uso de fórmulas lácteas o incluso, dependiendo de la edad del bebé, comenzar a introducir otros alimentos, como frutas, jugos y alimentos para bebés.

Desnutrición

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), un bebé debe alimentarse exclusivamente de leche materna durante sus primeros 6 meses de vida . Cuando deja de beber este tipo de leche o cuando una madre intenta agregar algún tipo de suplemento para satisfacer cualquier necesidad, el bebé puede sufrir de desnutrición.

Cualquier tipo de suplemento alimenticio solo puede introducirse en la dieta del bebé si esto es extremadamente importante y lo indica un médico especialista.

¿Cuándo ver a un médico?

Por lo general, el pediatra se dará cuenta de la pérdida de peso del bebé durante las consultas de rutina mensuales que deben ocurrir durante el primer año de vida. Pero si la madre nota algún cambio o cambios en el bebé en este intervalo, será necesario buscar atención médica de inmediato.

Si esto coincide con el hecho de que su bebé no está amamantando bien, la señal puede ser aún más grave. Es necesario estar muy atento a estos detalles, porque si el bebé realmente tiene un problema de salud, cuanto antes se busque un médico, mayores serán las posibilidades de que el tratamiento se realice fácilmente.

Sin embargo, es necesario ser cauteloso y aunque darse cuenta de que el bebé está perdiendo peso es bastante aterrador al principio, es importante visitar a un médico para verificar que no haya ningún problema con el bebé o incluso con la leche. Estar al tanto de estos problemas significa que se sabe cómo cuidar bien y prestar atención a la salud del bebé.

Es muy común desesperarse en ciertas ocasiones, especialmente cuando involucra la salud de las personas que más amamos. Pero aún así, mantener la calma siempre es importante para saber exactamente qué acciones tomar y cuáles serán las más saludables para el bebé.

Lo último en Bebés

Últimas noticias