Baleares

Las elevadas listas de espera obligan al Govern de Armengol a derivar pacientes a la sanidad privada

Lista de espera
Listas de espera en la Sanidad Pública. (Foto. Istock)
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Baleares es la quinta comunidad con las listas de espera sanitarias más elevadas de España. Desde que gobierna la socialista Francina Armengol junto a sus socios independentistas de Més y Podemos, este ha sido uno de sus talones de Aquiles. En las Islas la lista de espera para una consulta médica y una intervención quirúrgica ha aumentado una media del 20%.

El tiempo de espera para poder visitar a un especialista es en la actualidad de 65 días. Por lo que se refiere a las intervenciones quirúrgicas, 14.592 ciudadanos están esperando para entrar en el quirófano con una media de cuatro meses, 129 días concretamente, según los datos de la propia Conselleria de Salud. De los casi 15.000 pacientes en lista de espera para ser operados hay 3.227 que llevan esperando más de seis meses.

Ante este panorama y con las elecciones de mayo de 2023 a la vuelta de la esquina, el Govern balear se ha visto obligado a derivar pacientes a la sanidad privada para reducir las listas de espera. Y lo hará desde este martes 1 de noviembre en las especialidades de traumatología y ortopedia, oftalmología, dermatología, otorrino y digestivo.

Así lo ha explicado este lunes el director general del Servicio de Salud (IB-Salut), Manuel Palomino, cuyo objetivo es llegar como mínimo a las 900 derivaciones al mes, recoge la agencia Europa Press.

El convenio, por el que se ha adjudicado un contrato de servicio a los grupos IDCQ y la Agrupación Médica Balear que engloban a todas las clínicas privadas, tiene un valor de 12,6 millones de euros.

Las clínicas prestarán asistencia sanitaria integral para reducir la presión asistencial y las listas de espera de los hospitales públicos de Son Espases, Son Llàtzer, el Hospital de Inca y la atención sanitaria de pacientes del SAMU 061 en cuanto a consultas externas. La Conselleria de Salud pretende que tanto la primera consulta como el diagnóstico y tratamiento se gestionen en estas derivaciones.

Palomino ha justificado este acuerdo con la privada en la «necesidad de recuperar la actividad después de dos años de parón» por la pandemia del coronavirus. «Hay que dar solución», ha recalcado el director del IB-Salut, a la vez que ha reconocido que el análisis de las listas de espera «no es bueno»: «No estamos diciendo que la situación sea buena, porque mientras haya un paciente en lista de espera no lo será. Estamos viendo que estamos en la línea correcta, pero hay que seguir trabajando».

Asimismo, el máximo responsable del IB-Salut ha emplazado a los profesionales sanitarios a realizar un «tercer año de sobreesfuerzo», algunos de los cuales, más de una treintena de médicos según un estudio preliminar del Sindicato Médico de Baleares (SIMEBAL), se están marchando a trabajar a la sanidad privada, cansados de situaciones de estrés y sobrecarga en los hospitales públicos de las Islas.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias