Caso Faffe

Los andaluces pagaron a Villén (PSOE) 2.500 € en hoteles, 21.000 en restaurantes, 33.000 en prostíbulos…

El exdirector de la Faffe, Fernando Villén, entrando a la Audiencia Provincial de Sevilla (EDUARDO BRIONES / EUROPA PRESS).
El exdirector de la Faffe, Fernando Villén, entrando a la Audiencia Provincial de Sevilla (EDUARDO BRIONES / EUROPA PRESS).

Fernando Villén, director general de Faffe y en la Ejecutiva del PSOE desde 2008, dilapidó el dinero de los parados andaluces en gastos que, gracias al proceso judicial en el que se encuentra inmerso y del que los socialistas no quieren que se hable, ahora conocemos más detalladamente. Villén pagó dos tarjetas de fondos públicos gastos en El Corte Inglés (113.90 euros), discotecas (136 euros), gasolineras (216 euros), hoteles (2.500 euros), peajes (11.200 euros), restaurantes (21.005 euros), taller de vehículos (173 euros) y prostíbulos (32.566 euros).

En total, el juez José Ignacio Vilaplana ha enviado al banquillo a Villén y a su responsable de cuentas, Ana Valls, por el desvió de más de 72.000 euros, siendo casi la mitad del gasto en prostíbulos (32.566 euros). Es lo que se detalla en el auto de apertura del juicio oral, que todavía no tiene fecha, al que ha tenido acceso OKDIARIO Andalucía. Así, Villén y a Valls se les investiga por presuntos delitos de malversación y falsificación en documento oficial.

Según el magistrado, Villén llevó a cabo de manera continuada «una disposición ilícita de los fondos de dicha entidad pública, desviándolos de su propia finalidad -que no es otra que el fomento y financiación de actividades relacionadas con la formación de desempleados-, utilizándolos para abonar los servicios recibidos en distintos locales de alterne de Sevilla y otras provincias andaluzas que frecuentaba, utilizando para ello las tarjetas bancarias de que disponía».

Para el juez, Villén se tuvo que valer de la ayuda de la directora económica, Ana Valls, que presuntamente amañaba las cuentas para simular que Villén devolvía en metálico las cantidades gastadas, sobre todo, en prostíbulos de Sevilla. Para ello, utilizaban facturas falsas, de modo que no saltaba a la luz los gastos en locales de alterne como el Don Angelo de Sevilla, donde se pagaron 25.300 euros. Pero ahí no queda la cosa. A Villén le gustaba cambiar de prostíbulos con el dinero de los andaluces. También visitó el Show Girls, donde se gastó casi 2.600 euros a cargo de los parados; La Casita, donde se dejó casi 800 euros o, ya en Córdoba, en el Sala Delux o el American Show, donde se dejó casi 1.500 euros. Para terminar, ahora en Cádiz, Villén frecuentaba el Bahía 2, donde llegó a gastarse casi 2.000 euros.

Lo último en España

Últimas noticias