Crimen de Gijón

La Policía sospecha de un posible ‘crimen ritual’ tras el asesinato del bebé apuñalado en Gijón

bebe gijon
Los contenedores de Roces (Gijón) donde fue hallado el cadáver del bebé recién nacido (Foto: EFE)

El nivel de ensañamiento y la cantidad de cortes y puñaladas ha sorprendido profundamente a los agentes que investigan el caso

Los investigadores que tratan de esclarecer el asesinato de un bebé recién nacido en Gijón sospechan que tras los apuñalamientos múltiples puede haber algún tipo de “ritual”.  El nivel de ensañamiento tiene descolocados a los agentes.

El crimen ha conmocionado a toda Asturias. En la madrugada del pasado viernes, un vecino de Gijón encontró en un contenedor el cuerpo sin vida de un recién nacido. El cuerpo presentaba numerosas heridas de consideración, causadas por un objeto punzante aún no determinado: ocho puñaladas y hasta una veintena de cortes en costado y piernas principalmente.

La autopsia, realizada este fin de semana por forenses del Instituto de Medicina Legal de Oviedo, ha revelado que el bebé nació vivo y fue posteriormente asesinado. Le asestaron varias puñaladas por todo el cuerpo.

Ensañamiento y posible ritual

Según ha podido saber OKDIARIO de fuentes policiales, los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Gijón han constatado que el cuerpo sufrió un “ensañamiento” que no encaja en otros casos de abandono de recién nacidos que han visto en el pasado. “Nos tiene un poco descolocados tanta violencia” aseguran fuentes próximas al caso.

Es por ello que la investigación, que se está desarrollando de forma discreta para localizar cuanto antes a la madre, no descarta “la posibilidad de un crimen ritual”. Las sospechas se cimientan en el hecho de que las heridas y el modus operandi de quienes abandonaron los restos mortales del bebé “podrían encajar en la descripción de alguna actividad de tipo ritual”, pero inciden en no dar más detalles hasta que no avance la investigación.

El ensañamiento al que los autores del asesinato sometieron al cuerpo del bebé no encaja para los investigadores en “una muerte para deshacerse del recién nacido, ya que las heridas parecen indicar que murió nada más comenzar a ser apuñalado”. Las múltiples contusiones y cortes provocaron un "desangrado casi integral” describen las fuentes consultadas.

Los investigadores están analizando las grabaciones de las cámaras de videovigilancia de todo el barrio de Roces para tratar de identificar y localizar al hombre que abandonó el cadáver en un contenedor.

Otra de las vías de investigación gira en torno al lugar donde se produjeron los hechos. No hay de momento indicios que apunten a que el asesinato se haya cometido cerca del lugar donde aparecieron los restos del bebé. La ubicación del barrio, con acceso directo y fácil a una autovía, hace que no se descarte que quien abandonó el cuerpo procediese de un lugar alejado e incluso de otra provincia.

Lo último en Sociedad