Ola de calor

Mueren un menor y un anciano por golpe de calor y otra persona está en estado crítico

Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Foto: Europa Press
Hospital Univrsitario Reina Sofa

Un menor de 17 años en Córdoba y un hombre de 93 años en Valladolid han muerto a consecuencia de la ola de calor mientras que un trabajador del campo de 45 años continúa ingresado en la UCI de un hospital de Murcia, en estado grave, con síntomas provocados por las altas temperaturas.

El joven que ayer era ingresado de urgencia por un golpe de calor en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Reina Sofía de Córdoba ha fallecido en la madrugada de este viernes.

El menor de 17 años fue hallado "en estado comatoso" fuera de una piscina, tras haberse sumergido para paliar el calor que sentía después de haber estado segando en la localidad de Castro del Río. Al parecer tras meterse en el agua sintió mareos y al salir de la piscina comenzó a convulsionar. En estado grave fue trasladado en ambulancia hasta el hospital donde quedó ingresado en la UCI en estado de coma. Allí fue intubado en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde ha fallecido a la 1.25 horas de este viernes después de ser sometido a una operación de recuperación cardíaca (RPC).

Se trata del primer caso de golpe de calor en Andalucía en este verano, según la Consejería de Salud y Familias, aunque en 2018 no hay registrado ningún caso.

Unas horas antes, un anciano de 93 años murió en la céntrica calle Santiago de Valladolid de muerte natural "por un golpe de calor", según fuentes de la Policía municipal.

El hombre caminaba por la calle sobre las seis menos cuarto de la tarde cuando se desplomó. El médico forense certificó que sufrió una "muerte natural por golpe de calor".

Por otro lado, un trabajador del campo de 45 años continúa ingresado en estado grave, en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital de Murcia, afectado por síntomas de un posible golpe de calor, según fuentes sanitarias.

El hombre se empezó a encontrar mal en la finca El Soto, de Calasparra, sobre las 14 horas, cuando tuvo que ser trasladado al centro de salud local, desde el que, ante la gravedad de su estado, fue remitido al hospital.

Auxiliar forestal

También un auxiliar forestal que intervenía en el dispositivo para intentar controlar el incendio de la Ribera del Ebro, que ya ha afectado a más de 6.500 hectáreas, tuvo que ser trasladado al hospital tras sufrir un golpe de calor.

El hombre, contratado para reforzar la campaña de verano, fue atendido en el Hospital de Móra d’Ebre (Tarragona) y dado de alta tras mejorar su estado, aunque este viernes tendrá que someterse a una nueva revisión.

Precaución

Desde la Consejería de Salud y Familias han trasladado su pésame a la familia del menor y han pedido a los ciudadanos que extremen las medidas de precaución frente a la ola de calor. Recomiendan evitar la exposición continuada al sol en las horas centrales del día y la hidratación continua, especialmente a la población con problemas de salud, los niños y los mayores.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias