Consecuencias de la Gota Fría

Tras la gota fría llega el pillaje: bandas de saqueadores asaltan los comercios y casas más afectadas

inundaciones
Una mujer afectada por la Gota Fría trata de reparar los destrozos en su vivienda.

Los saqueadores han hecho acto de presencia en las zonas del Levante más afectadas por la gota fría. En localidades como Orihuela o Los Alcázares, donde cientos de comercios y naves industriales han quedado anegadas, los vecinos están viendo como bandas de ladrones arrasan con todas las pertenencias que encuentran.

Tras el temporal no llegó la calma. Comerciantes y vecinos de las zonas más afectadas por las inundaciones de la gota fría viven estos días en alerta después de detectar que bandas más o menos organizadas se están dedicando a saquear sistemáticamente locales, bares, naves industriales e incluso viviendas.

“Dejé la televisión fuera y cuando salí al minuto con más cosas ya no estaba. Ni rastro”. Situaciones como esta que describe un hostelero de Los Alcázares (Murcia) se vienen dando en los últimos días en algunas de las zonas donde la Gota Fría ha mostrado su cara más destructiva. 

Desde el bar Rober, situado en una céntrica calle de Los Alcázares, relatan cómo tras el temporal habían sacado todas las botellas que se habían salvado al exterior mientras secaban el interior. Al salir de nuevo, se las habían llevado. Entre los daños de las inundaciones y los robos posteriores, en este popular establecimiento de la localidad murciana cifran las pérdidas en torno a los "60.000 euros". "Y hemos tenido suerte, que a otros bares les han llevado la televisión e incluso los frigoríficos" relatan. También se han reventado máquinas tragaperras.

Saqueos en polígonos

En el caso de Los Alcázares, algunos comerciantes coinciden en señalar la presencia en al zona de varios saqueadores "marroquíes", aunque la Guardia Civil no tiene constancia de ello.

El trasiego de furgonetas con merodeadores también se deja ver estos días en la zona del polígono industrial de Puente Alto, en Orihuela. Uno de los epicentros de los destrozos causados por la DANA. En una empresa de maquinaria de construcción, por ejemplo, vieron cómo un vehículo cargaba abundantes herramientas y huía a toda velocidad.

El empresario propietario de este negocio, que solicita que no se difunda su identidad, valora en "varios miles de euros" las pérdidas por robos. Desde la Cámara de Comercio de Orihuela  un portavoz confirma a OKDIARIO que efectivamente les están llegando informaciones semejantes de empresarios de la localidad.

Sin tiempo a denunciar

Sobre esta oleada de robos y saqueos, la Guardia Civil ha advertido que suelen producirse repuntes de pillaje y la presencia de chatarreros en las zonas devastadas justo después de una catástrofe natural. Sin embargo, no se han notado incrementos significativos del número de denuncias.

Para algunos vecinos y comerciantes, esto tiene una explicación práctica. "Nosotros no hemos denunciado todavía, tiempo habrá de ello. Nuestra prioridad es recuperar el negocio cuanto antes y dejar de perder dinero. Cada minuto cerrados son pérdidas. Ya habrá tiempo de denunciar y hablar con los seguros", explica una responsable del bar Rober de Los Alcázares, que ha reabierto "como ha podido y con servicios mínimos, porque en el pueblo no hay casi ni dónde tomar un café". La zona es la definición misma de catástrofe, explican.

Robos a viviendas

En algunas de las zonas afectadas por la DANA algunos vecinos han tenido incluso que abandonar sus casas. Y también esas viviendas abandonadas temporalmente están siendo objeto de asaltos.

"Hay que dejar la puerta arrimada y las ventanas abiertas para que seque. Llegan, patada a la puerta, y arrasan con todo. Ropa y lo que se les ponga por delante, no solo la chatarra" explica a OKDIARIO un vecino del barrio de San Pedro en Orihuela. "Como si no fuera suficiente haberlo perdido casi todo" se lamenta.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias