Medios de comunicación

Cárdenas reta a Ignacio Escolar tras insinuar que se lucró con una rifa: «El que mienta paga 200.000 €»

El locutor denuncia una campaña de 'fake news' en su contra por la demanda que le puso a Ignacio Escolar por vulnerar su derecho al honor. Le reclama 60.000 euros.

El presentador Javier Cárdenas ha sido acusado en las páginas de ‘eldiario.es’ de haberse lucrado con un proyecto solidario. Cárdenas, que en 2016 sorteó su propia casa para ayuda a investigar una enfermedad rara, ha retado al director del periódico, Ignacio Escolar: «Si demuestras que lo he hecho, yo te doy a ti 200.000 euros. Si no, tú los donas a la Federación Española de Enfermedades Raras».

«Tu forma de hacer el ridículo no tiene límite«, le ha espetado el presentador de ‘Levántate y Cárdenas’ en Europa FM al director de ‘eldiario.es’ por una información que publicaba el periódico de Escolar el pasado domingo relacionando al presentador con presuntas irregularidades en el sorteo solidario de su propia casa con fines benéficos.

La respuesta de Cárdenas no se hizo esperar y llegó en forma de reto: «Ignacio Escolar, si lo demuestras, te pago 200.000 euros de mi bolsillo y como eres tan buena persona lo vas a destinar a una ONG. Pero si no, se los das tú a la Universidad de Valencia que estudia el síndrome Idic15, o bien a la Federación Española de Enfermedades Raras. ¿Aceptas el reto, campeón?».

El trasfondo de toda la historia lo desvela el locutor en su espacio radiofónico matutino, desvelando que tiene pendiente un juicio el próximo mes de septiembre contra el director de ‘eldiario.es’ por otra publicación sobre presuntas irregularidades en el programa que presentaba en TVE.

Cárdenas denuncia «presión constante» por parte de Escolar para que retire esa demanda y evitar así sentarse en el banquillo o pagarle los 60.000 euros que le reclama por vulnerar su derecho al honor. El locutor advierte que la publicación de la noticia sobre aquella rifa de 2016 es un episodio más en la ‘guerra sucia’ por esa batalla judicial «que tengo ganada, porque tengo dos empresas externas que certifican que mintió sobre una información que dio sobre nosotros», en referencia a su productora.

La rifa solidaria

El objetivo de la rifa en cuestión era obtener los 123.000 euros que la Universidad de Valencia necesitaba para iniciar la investigación sobre la enfermedad ‘Idic15’, una extraña dolencia que afecta a un centenar de adolescentes. Entre ellos Mara Orquín, el origen de toda la historia.

El padre de Mara, el médico Miguel Ángel Orquín, comenzó a estudiar la carrera de medicina a los 36 años. Lo hizo para tratar de encontrar una cura a la dolencia de su hija o, por lo menos, tratar de comprender mejor la enfermedad y hacer la vida de su hija más fácil. Terminó la carrera al cumplir los 42 años. Esta historia de superación personal llegó a oídos de Javier Cárdenas, quien decidió organizar la rifa benéfica.

La campaña ‘Una casa, una vida’ tuvo un fuerte impacto mediático. La iniciativa de Cárdenas consistía en sortear la vivienda de la que era propietario en el municipio de El Pla del Penedés (Barcelona), valorada en 139.000 euros. Además, se incluía una plaza de garaje valorada en 21.000 euros y un cheque regalo de 8.000 euros para amueblar la casa al gusto del ganador. De la ganadora, como fue finalmente el caso.

Para cumplir con la legislación vigente en materia de Loterías, Javier Cárdenas debía montar una empresa. Y así fue como contactó con profesionales especializados en organizar grandes sorteos. Fueron ellos quienes gestionaron la campaña para amplificar las posibilidades de que la rifa consiguiese su objetivo, como así lo hizo.

Los socios que ayudaron a Cárdenas a impulsar el sorteo obtuvieron un resultado positivo a su favor, como habían hecho en el pasado con otras grandes rifas. Unas ganancias que se vieron mermadas, según ha podido saber OKDIARIO, por el pago de diversos impuestos (Hacienda se llevó el 20 por ciento) y de las cargas impositivas que suponía la cesión del inmueble. Cargos que desde un primer momento el locutor asumió públicamente que correrían a su cuenta.

Del importe restante que obtuvieron como ganancias los empresarios organizadores del sorteo, Cárdenas recuperó los 38.000 euros que había puesto en un principio para echar a rodar la empresa y los gastos de promoción de la iniciativa. Y en su saldo negativo, la renuncia y cesión de su segunda residencia adquirida en 2010.

Objetivo cumplido

Los 123.000 euros fueron finalmente donados a la investigación de la Universidad de Valencia. Unos fondos con los que se puso en marcha un estudio para analizar uno por uno los casos de más de un centenar de jóvenes aquejados por esa enfermedad rara.

Sin embargo, desde ‘eldiario.es’ insisten en señalar al presentador por un supuesto lucro que él ha negado tajantemente y que achaca a una ‘fake news’ para dañar su imagen.

En una segunda entrega del diario de Escolar, la ganadora del piso denuncia que a su juicio el valor real del piso es inferior a lo que se difundió durante la campaña de promoción. El caso acabó en los tribunales y se desestimó que tanto Javier Cárdenas como sus colaboradores en esta iniciativa hubiesen contravenido la Ley General de Publicidad.

La ganadora del piso denunció, además, que en algunas zonas comunes del inmueble había okupas, que una zona del garaje sufría inundaciones -aunque sin aportar la fecha de estas-, que no era tan luminosa como esperaba y que tuvo problemas con la empresa de muebles porque le pusieron pegas para escoger los que ella quería para decorar su casa. Una vivienda que, como ella misma reconoce en su relato, intentó poner en venta nada más saber que la había ganado. Y así se lo trasladó a los gestores de la rifa, que incluso le ofrecieron su ayuda para encontrar un comprador.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias