Un millar de casos en los últimos años

La visibilidad del cáncer de mama en hombres es esencial para evitar diagnósticos tardíos

El conocimiento de esta patología en el varón reduciría el estigma social que desalienta a los hombres a solicitar atención sanitaria ante cualquier síntoma y signo de sospecha

Los síntomas del cáncer de mama y las señales que nos deberían alertar

La visibilidad del cáncer de mama en hombres es esencial para evitar diagnósticos tardíos
El componente hereditario en el desarrollo de cáncer de mama en el varón está presente en el 10-15% de los casos.

El cáncer de mama en varones tiene una baja incidencia en comparación con la mujer, ya que representa el 1% del total de casos de este tumor; sin embargo, según diversos estudios epidemiológicos se está produciendo un aumento anual del 1,1%. Con el objetivo de visibilizar, desestigmatizar y aumentar la concienciación de este tumor, el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y la Asociación de Cáncer de Mama Masculino INVI han puesto en marcha una emotiva campaña, con motivo del Día del Padre, que se celebra el 19 de marzo, en la que diversos pacientes comparten con sus hijos cómo ha sido su experiencia con este tumor.

Estos vídeos retratan cómo ha impactado esta patología en diversas familias españolas y muestran conversaciones entre padres e hijos en las que hablan abiertamente sobre el diagnóstico y el tratamiento, pero también realizan una mirada al futuro gracias a la investigación. En relación con el diagnóstico, se explica cuáles fueron los primeros indicios en cada caso, el miedo y la vergüenza de acudir al profesional sanitario, el desconcierto al recibir los resultados, qué medidas tomar ante un diagnóstico de cáncer hereditario y la reacción en el entorno familiar.

Sobre el tratamiento, se detalla cómo fueron esos primeros meses en los que el equipo médico les explicó en qué consistía y cuáles eran las opciones. Finalmente se pone el acento en mejorar la asistencia en estos casos y la importancia de avanzar en el conocimiento sobre el cáncer de mama de varón, ya que, debido a su baja incidencia, el interés por desarrollar estudios de investigación específicos es escaso.

Ante el desconocimiento actual de la población de esta patología en varones, GEICAM e INVI coinciden en la necesidad de aumentar la sensibilización sobre su existencia para evitar diagnósticos muy tardíos. El doctor Ander Urruticoechea, investigador de la Unidad de gestión del cáncer de Gipuzkoa y miembro de la Junta Directiva de GEICAM, resalta que «es fundamental visibilizar el cáncer de mama en el varón porque ayuda a reducir el estigma social que desorienta a los varones para solicitar atención sanitaria y porque evitaría que lleguen a consulta en estadios muy avanzados al desconocer que ellos también pueden padecerlo».

En esta línea, el presidente de INVI, Màrius Soler, apunta que para reducir los casos en los que la enfermedad esté tan evolucionada es crucial reforzar la educación temprana. «Los niños desde primaria deben aprender que los hombres también tienen mamas, de esta manera, cuando crezcan, serán conscientes de que ellos también pueden sufrir este tipo de tumor y acudirán más rápido a su médico», recalca. Otro aspecto que Soler considera muy positivo es incrementar la formación de los profesionales de atención primaria sobre la sintomatología, con el objetivo de que realicen lo antes posible las pruebas oportunas para analizar si se trata de un tumor.

La relevancia de la genética como factor de riesgo

La genética es una de las cuestiones más relevantes en el desarrollo de cáncer de mama en el varón. Los estudios poblacionales señalan que entre un 10 y un 15% de los hombres tienen mutaciones en los genes que se transmiten de una generación a otra, lo que aumenta el riesgo de desarrollar esta patología, a diferencia de las mujeres, en las que el componente hereditario tiene menor peso (5%). Las mutaciones más comunes son BRCA1 o BRCA2, aunque también se dan en otros genes como CHEK2, CYP17 y MLH1 o nuevas variantes como el PALB2. Uno de los criterios para buscar causas hereditarias es realizar estudios genéticos, además, es importante hacer un abordaje continuo y más global porque estos cánceres de tipo hereditario en el varón se asocian a otros como el de próstata», afirma el doctor Ander Urruticoechea.

En este sentido, la doctora Noelia Martínez Jáñez, oncóloga médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid, y miembro de la Junta Directiva de GEICAM, señala «no debemos olvidar el peso del historial familiar, en caso de que haya varios familiares de primer y segundo grado con esta enfermedad. Por otro lado, también destaca, entre los factores de riesgo, condiciones que alteran el balance estrógenos/andrógenos, como sucede en las personas con obesidad o con disfunción hepática que estén produciendo menos testosterona, entre otros».

Primer registro de Cáncer de Mama en el Varón

Para lograr avances en la investigación de este tumor es imprescindible conocer su incidencia en España. Con este objetivo, GEICAM trabaja en el primer Registro Cáncer de Mama en el Varón nacional, que analiza de forma retrospectiva un millar de casos durante los últimos años, en el que participan aproximadamente 60 hospitales españoles.

El doctor Urruticoechea, uno de los coordinadores médicos del registro, indica: «Para GEICAM supone un reto y estamos realizando un gran esfuerzo por reunir esta cantidad de casos que nos permita tener una evidencia más contrastada, analizar cómo se está abordando y generar un biobanco de tejido que nos dé la posibilidad de estudiar molecularmente mejor esta patología en el varón. Además, buscamos desarrollar alguna herramienta que mediante un análisis molecular nos ofrezca más información sobre el pronóstico de respuesta que tiene un paciente a una determinada terapia, más allá de la similitud clínico-patológica con las mujeres».

La doctora Martínez Jáñez, también coordinadora médica del registro, resalta que en estos años se han producido importantes avances como el reclutamiento de casi un total de 600 pacientes y una primera financiación para comenzar estos estudios moleculares. «Sin embargo, aún precisamos más compromiso de los distintos centros participantes para contar con más pacientes y aumentar la financiación, porque no es fácil encontrarla para realizar estudios en esta patología, debido a su prevalencia», remarca esta especialista.

Para continuar avanzando en la investigación de esta patología, ambos profesionales coinciden en que «las entidades reguladoras también deben mostrar su apoyo con la puesta en marcha de ensayos clínicos para lograr entre todos desarrollar nuevos tratamientos para estos pacientes».

Por su parte, Màrius Soler considera fundamental el desarrollo de este proyecto de investigación que permitirá avanzar en el conocimiento de la enfermedad con información de la incidencia real en España. «Los últimos datos que tenemos son los que manejan en Estados Unidos, pero, al no tener esta referencia nacional, no somos conscientes de la magnitud del problema. Este registro es un paso muy importante para mejorar el manejo de estos pacientes», subraya.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias