Ejercicio físico

5 consejos para entrenar los dorsales

Dorsales
El trabajo de los músculos dorsales necesita ejercitarse para conseguir un equilibrio muscular adecuado.

El trabajo de los músculos dorsales necesita ejercitarse para conseguir un equilibrio muscular adecuado.

Es una de las zona que más se practican y totalmente necesarias para el fortalecimiento de todo el cuerpo en general. El trabajo de los músculos dorsales necesita ejercitarse para conseguir un equilibrio muscular adecuado y así evitar, entre otros, alteraciones posturales.

Se pueden hacer desde casa, sin equipo, con equipo para ayudarnos mejor… sea como sea, la mejor opción es, si no sabemos cómo hacerlos, consultar al entrenador personal de nuestro gym. Aquí van nuestros consejos para entrenar los dorsales.

Ejercicios de pie

Ayudan a trabajar esta zona y además mejorarán nuestra postura. Por ejemplo, estando de pie y sin casi movernos, podemos inclinarnos hacia delante, con los hombros y caderas alineadas. La inclinación debe ser en paralelo al piso y cuando el cuerpo haya formado un ángulo de 90 grados. Luego volveremos a nuestra posición inicial y repetiremos el ejercicio.

Ejercicios con mancuernas

Como hemos señalado, hay ejercicios sin equipo y también con aparatos para apoyarnos en ellos y aumentar nuestro rendimiento de la zona dorsal. En este caso usaremos las  mancuernas. Si estamos en el gimnasio utilizaremos una banca en un ángulo de 30 grados y una vez estirados sobre ella, sujetaremos una mancuerna en cada mano. Es importante mantener la espalda recta y los hombros hacia atrás. Debemos mover los brazos con las mancuernas.

Barra fija

Otro ejercicio que podemos hacer para fortalecer la espalda es hacer uso de la barra fija.  Deberemos levantar el peso del cuerpo gracias a la barra, de manera que la barbilla toque casi a la barra. Podemos aguantar, balancearnos y luego repetir este ejercicio.

Flexiones

Son todo un clásico. De manera que las flexiones también van bien para entrenar las dorsales. Es mejor que las hagamos con una esterilla y nos situaremos boca abajo con las palmas de las manos apoyadas en el suelo a la altura de tus hombros. Podemos hacer varias series y repeticiones. Y lo mejor es que con las flexiones, también trabajamos muchas otras partes del cuerpo.

Descansar mientras y después de los ejercicios

Es importante que a la vez que ejercitamos también descansemos. Es vital para reponernos y conseguir así un mayor músculo en la zona dorsal. Y además alimentarnos bien e hidratarnos correctamente.

Últimas noticias