Compuesta por romero y corteza de quina

Ronquina, el cuidado natural y de moda para las pestañas

Para conseguir unas pestañas largas y sanas hay que cuidarlas, como al cabello, y tratarlas con productos especiales como la ronquina, de moda en las redes sociales

Ronquina, el cuidado natural y de moda para las pestañas
Que se caigan algunas pestañas es normal como pasa con el pelo de la cabeza.

Las pestañas están formadas por pequeños pelitos que en el párpado superior oscilan entre 90 y 150 mientras que en inferior hay unos 70 a 80. Su función es proteger los ojos para evitar que entren agentes externos pero su resultado final es embellecer la mirada.

El pelo de las pestañas tiene idéntica composición al del cabello pero su fase de crecimiento es mucho más corta, por eso sus folículos pilosos también son más cortos. Y como el resto de nuestro organismo, también son sensibles al envejecimiento por lo que pierden largura, flexibilidad y densidad con el tiempo. Por eso tenemos que cuidarlas y darles un tratamiento específico.

La ronquina se ha puesto de moda gracias a sus propiedades, a su económico precio y a la difusión en las redes por parte de «influencers» como la vecina rubia.

La ronquina lleva años en el mercado y sus dos componentes básicos son el romero y la corteza de quina (un árbol procedente de Perú). Una de las características que aducen los fabricantes de ronquina es que gracias a la mezcla de estos dos componentes naturales el pelo crece más fuerte y sano evitando que se caiga más.

Esta composición deriva de la medicina tradicional, la de nuestras abuelas y es conocida en el mundo farmacéutico desde hace muchos años. La razón de que ahora se haya convertido en un éxito de ventas está muy clara: es tan polivalente y versátil que en las redes sociales no para de hablarse de que funciona en el cabello, las pestañas, las cejas, las uñas y las cutículas, e incluso, también en la propia piel.

¿Cómo se aplica?

Que se caigan algunas pestañas es normal como pasa con el pelo de la cabeza. No hay que preocuparse hasta que la pérdida sea evidente (se pierden entre 1 y 5 diarias) o empieza a disminuir la densidad de manera clara. Pero para prevenir esta caída y fortalecer las pestañas, lo mejor es aplicar la ronquina diariamente.

Para ello hay que utilizar un goupillon (cepillo de pestañas) o un disco de algodón empapado en ronquina y aplicarlo con un ligero masaje antes de irse a dormir. Lo mejor es rellenar un bote de máscara de ojos, vacío y bien limpio, con la ronquina y aplicarlo sobre las pestañas suavemente con el cepillo.

La ronquina es un tratamiento natural sin efectos secundarios recomendado para usarlo diariamente y de manera constante para poder observar resultados.

Propiedades

La ronquina es una solución compuesta por ingredientes naturales como el romero y la corteza de quina.

• Al romero se le atribuyen propiedades a nivel local como vasodilatador, estimulante del crecimiento, antibacteriano, antiséptico, astringente, disminuye la secreción de grasa pero hay que tener cuidado porque puede ser irritante especialmente con la exposición solar y hay que lavarlo muy bien.

• La corteza de quina puede ayudar en algunas afecciones que afectan directamente a nuestro cuerpo cabelludo. Ayuda a combatir la dermatitis, y por tanto a detener la caída. La encontramos en champús y otro tipo de lociones.

La ronquina tiene capacidad de tratar las infecciones en la piel del cuero cabelludo por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes.

Cómo tener unas pestañas sanas y fuertes

Otras recomendaciones para tener unas pestañas perfectas son:

• No frotarse los ojos porque con este simple gesto se pueden perder pestañas gratuitamente.

• Consumir alimentos ricos en biotina y vitamina E. Esta vitamina interviene en la producción de ácidos grasos que intervienen en la salud de la piel, el sistema nervioso y el pelo. Puedes encontrarla en frutos secos, en la yema de huevo y en las semillas de sésamo.

• Utilizar máscara de pestañas de calidad para evitar alergias innecesarias.

• Desmaquillarse suavemente. Humedece un disco de algodón con un producto específico para desmaquillar los ojos, aplica los párpados y pestañas, mantén así unos segundos, y con un movimiento muy suave hacia abajo retira el maquillaje.

• Utilizar poco el rizador de pestañas. Aunque las pestañas quedan más curvas y levantadas, con el consiguiente favorecedor efecto apertura de la mirada, no deja de ser un artilugio que las comprime, así que mejor reserva su uso para las grandes ocasiones

Lo último en OkSalud

Últimas noticias