Coronavirus

¿Quiénes son las personas más vulnerables al COVID-19 y cómo protegerlas?

Coronavirus.
Coronavirus.

La crisis sanitaria sin precedentes en el S. XXI desatada en nuestro país desde finales de febrero y principios de marzo está dejando un alto número de víctimas mortales. Más de 4.000 personas han perdido la vida a causa de esta pandemia y los más afectados están siendo los colectivos más vulnerables de la sociedad: mayores de 60 años y personas con enfermedades crónicas, sobre todo, aunque hay algunos perfiles más que deben tener todas las precauciones siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias

En este momento, además de las responsabilidades de las administraciones públicas en la coordinación de los servicios sanitarios, todos tenemos también responsabilidades individuales que tendrán impacto positivo, no sólo en nosotros mismos, sino, además, en el conjunto de la ciudadanía. No ponerse en riesgo, es no poner en riesgo a los demás. Esta debe ser una máxima cuando se convive en comunidad y en sociedad, la solidaridad de no saltarse las normas decretadas en el estado de alarma del Gobierno. Asimismo, en estos momentos resulta más importante seguir las recomendaciones que ofrecen las autoridades sanitarias para aliviar el colapso de los servicios, como las que está dando en todo momento el Ministerio de Sanidad y a las que Quirónsalud se suma.

¿A quiénes debemos proteger por su vulnerabilidad?

Pero, además, y como hemos citado anteriormente, hay personas, colectivos sociales que tienen más riesgo que otros en contraer el virus del COVID-19. Según explica el Ministerio de Sanidad, los principales grupos vulnerables son los mayores de 60 años, las personas que sufren hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares o pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias y las mujeres embarazadas.

¿Por qué estas personas son más vulnerables? La revista médica de referencia en el sector, ‘The Lancet’, asegura que es debido a que este tipo de pacientes tienen una respuesta inmune deficitaria y las defensas debilitadas, dos razones que hacen más que probable el desarrollo de una neumonía vírica grave. En el caso de las personas con insuficiencia cardiaca hay una ralentización de la llegada de oxígeno al corazón y, además, en el caso de contagiarse del COVID-19 añadirían a sus dolencias problemas respiratorios, uno de los síntomas del coronavirus, por lo que se convierte en persona de riesgo inmediatamente.

También hay que poner especial atención en aquellos pacientes que están inmunodeprimidos como personas que tienen cáncer o VIH, por ejemplo, así como aquellos que han sido trasplantados o recibe algún tipo de tratamiento como quimioterapia.

Salir de casa lo menos posible e indispensable

Debemos hacer todo lo necesario para evitar la transmisión del virus y que la propagación de la enfermedad reduzca su virulencia, facilitando así las condiciones de asistencia para garantizar la asistencia sanitaria de los enfermos que lo necesiten. Desde la Comunidad de Madrid, que ha cerrado prácticamente toda la actividad en la región, piden moverse de casa lo menos posible con el fin de proteger a las personas más vulnerables.

Para que las salidas de casa se restrinjan al mínimo posible, desde la región madrileña, una de las más afectadas por el número de contagios, han pedido a los ciudadanos que en primer lugar, si uno tiene síntomas o alguna dolencia, se haga una comunicación vía telefónica con los centros de salud, ya que se mantiene la priorización de la atención telefónica sobre la presencial. Por otro lado, otra de las acciones que ha llevado a cabo Madrid para que los grupos vulnerables no salgan de casa ha sido la renovación automatizada de todas las recetas prescritas a los pacientes con enfermedades crónicas por un periodo de 90 días.

Protejámonos todos para proteger también a los demás. No dejemos de lado el cumplimiento escrupuloso de todas las medidas básicas y preventivas: lavémonos las manos con asiduidad, salgamos de casa lo menos posible, mantengamos el distanciamiento social y evitemos tocarnos los ojos, la boca y la nariz.

Lo último en Salud

Últimas noticias