Propiedades del miso, el alimento japonés de moda

Miso
El miso es un alimento fermentado a base de soja muy apreciado en Japón.

La cocina japonesa atraviesa actualmente una época de gran esplendor, gracias a la presencia de platos imprescindibles como el ramen, la tempura, el sashimi o el sushi. Todos ellos disfrutan de un contenido calórico muy bajo y un sabor exquisito que conquista a cualquiera. Sin embargo, en esta larga lista de alimentos frescos y condimentos saludables destaca ahora un ingrediente milenario de múltiples propiedades medicinales: el miso.

Esta especie de pasta vegetal sin pasteurizar está hecha a base de soja fermentada, sal marina y, en ocasiones, cereales diversos como el arroz o la cebada. Su origen se remonta al siglo VII, aunque su consumo despegó por completo, sobre todo en Occidente, a través de la famosa dieta macrobiótica.

Propiedades nutricionales del miso

Miso
La sopa de miso es una de las recetas más populares del país nipón.

La sopa de miso es quizás la receta más popular de todas, elaborada con este producto estrella, algas, tofu, cebolla, zanahoria y otros vegetales de gran aporte nutricional. El miso es una fuente rica de fibra y proteínas, baja en grasa y con un alto contenido en isoflavonas, un compuesto similar a los estrógenos. Además, contiene ocho de los aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.

No obstante, las enzimas se mantienen como uno de los nutrientes más destacados del miso. Consecuencia directa de la ayuda que proporcionan al proceso digestivo y, en especial, a la flora intestinal. Un refuerzo que solo resulta efectivo si se añade en pequeñas cantidades, justo antes de servir y sin hervir, pues las altas temperaturas suprimen las enzimas digestivas.

Beneficios del miso para la salud

Miso
El miso es de gran ayuda durante los tratamientos de radiación.

  • Sus enzimas y fermentos son de gran utilidad en casos de diarreas o estreñimiento.
  • El consumo de miso está relacionado con el bienestar del cabello y la piel del individuo.
  • Evita el endurecimiento de los vasos sanguíneos gracias a su contenido en ácido linoleico y lecitina de soja, que disuelven el colesterol en la sangre.
  • Al no tener gluten, lactosa o materia grasa, el miso es un ingrediente que ayuda a perder peso. De hecho, su receta más tradicional apenas contiene 40 calorías.
  • Previene los efectos destructivos de la radiación, convirtiéndose en un aliado durante los tratamientos contra el cáncer.
  • Reduce el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.
  • Favorece el equilibrio hormonal de la mujer, sobre todo en la menopausia.
  • Su poder antioxidante favorece la eliminación de radicales libres.

Receta de Sopa de miso y wakame

miso
Receta de sopa de miso y wakame.

No podemos negar que nos encanta la comida japonesa, y, más en concreto, una buena sopa. La verdad es que la repentina llegada de estos días algo grises comienza a despertar las ganas de preparar este tipo de platos y degustarlos mientras disfrutamos, arropaditos con una manta, de una buena película. Te contamos cómo preparar una deliciosa sopa de miso y alga wakame que te sorprenderá.

Últimas noticias