Golpe de calor

Prevención de los golpes de calor en niños: ¿por qué son tan peligrosos?

Llega el verano y el riesgo de un exceso de calor está en los adultos, las mascotas, y por supuesto en los niños. ¿Cómo evitar golpes de calor en niños?

Niños en verano
Golpes de calor en niños

El shock térmico, conocido como “golpe de calor” es uno de los casos más graves de hipertermia, un aumento anormal de la temperatura en el cuerpo. Esto es especialmente peligroso en los niños menores de 4 años y especialmente en los bebés, pues su temperatura no se regula de forma tan eficiente como en los adultos y su reserva de agua es menor, lo que puede causarle problemas graves e incluso la muerte.

¿Por qué los golpes de calor son tan peligrosos?

El aumento rápido del calor corporal provoca que el niño se deshidrate, perdiendo electrolitos, los que son fundamentales para el funcionamiento del organismo. Además, en los niños el aparato respiratorio aún no está desarrollado, por eso son mucho más vulnerables.

Esto es aún más peligroso en pequeños que sufren de alguna patología previa, ya sea diabetes o una enfermedad respiratoria o cardíaca. Por eso, es necesario estar alerta a los primeros signos del shock térmico: extrema fatiga, sed, dolores de cabeza, mareos, náuseas, calambres, vómitos, respiración rápida o dificultad para respirar, confusión y pulso débil o acelerado.Niños en verano

Síntomas de shock térmico en niños

  • Aumento de la temperatura por encima de los 40ºC.
  • Piel seca, caliente y sin sudoración.
  • Alteraciones del estado de conciencia o pérdida de conciencia.
  • Convulsiones.

Cuando se presentan estos síntomas, es necesario llamar inmediatamente a urgencias o llevar al niño a un centro médico. Mientras se espera a una ambulancia o se traslada al niño, se le pueden prestar algunos primeros auxilios.

Primeros auxilios para el golpe de calor

  • Coloca al niño tumbado a la sombra, boca arriba y proporciónale aire fresco.
  • Aflójale la ropa y quítale las prendas demasiado apretadas.
  • Si el pequeño está consciente, haz que beba agua fría (no helada).
  • Mójale la cara, el cuello, el pecho y la nuca o ponle paños fríos (no helados).
  • Si el niño está inconsciente, inicia las maniobras de reanimación pulmonar.

Consejos para prevenir un golpe de calor

  • Uno de los riesgos mayores que debes evitar es dejar a los niños dentro del coche cuando hace mucho calor. En el interior de los vehículos la temperatura sube muy rápidamente y los pequeños pueden sufrir un golpe de calor en apenas 10 minutos.
  • Cuida que los niños jueguen en sitios sombreados, con ropa floja, de colores claros y con la cabeza cubierta. En las horas de más calor, no permitas que realicen actividad física al sol.
  • Ofréceles agua con frecuencia. Si el niño tiene menos de 6 meses, dale el pecho o un biberón con regularidad. Los bebés pueden estar al sol solamente en las primeras horas de la mañana o en la tarde.
  • Si lo paseas en cochecito de bebés, no lo cubras para que no le dé el sol, pues esto aumenta más su temperatura.

Sigue estos consejos. Evita los riesgos, comparte esta información y ayuda a prevenir los golpes de calor en los niños.

Lo último en Salud

Últimas noticias