Ejercicio

Los mejores ejercicios para el dolor lumbar

Los mejores ejercicios para el dolor lumbar
Los mejores ejercicios para el dolor lumbar

Cuando tenemos dolor en la zona baja de la espalda, también llamado dolor lumbar, no es algo casual sino que se debe a que muchos de nosotros pasamos demasiadas horas sentados frente al ordenador y otros dispositivos. El cuerpo sufre el sedentarismo y lo manifiesta de esa manera. Cuáles son los mejores ejercicios para el dolor lumbar.

Al final, con el paso de los días, meses y años, esa parte baja de la zona dorsal que solemos colocar en una mala posición acaba por reaccionar frente al “maltrato” provocándonos dolor.

La buena noticia es que como se trata de un problema de posturas, y las molestias aparecen porque nos sentamos mal o recargamos el peso sobre la espalda, también podemos solucionar este dolor realizando algunos ejercicios.

Estos movimientos básicos nos permiten relajar la tensión en la región lumbar así que deberías recurrir a ellos antes de sufrir inconvenientes más graves y que te dejen paralizado, entre ellos lumbalgias.

Los ejercicios para el dolor lumbar

Postura del niño

Ésta es una de las más famosas para quienes practican yoga y consiste en estirar suavemente todos los músculos de la parte dorsal del cuerpo, flexibilizando los tejidos para curar o prevenir molestias.

Tienes que colocarte en el suelo apoyando manos y rodillas, y sentándote encima de los talones. Poco a poco lleva las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de la cadera, y extiende los brazos hacia adelante.

Recuerda conservar las palmas de tus manos en el suelo, la cabeza hacia abajo y el pecho bajo para estirar todo lo posible lentamente, y en ningún caso te des prisa para volver al inicio.

Ejercicio de torsión lumbar

Si sientes que la afección está específicamente en lumbares y glúteos, opta por esta popular técnica de torsión lumbar que deshará esos nudos musculares con sólo un par de minutos diarios.

Tienes que tumbarte boca arriba en una esterilla manteniendo los pies planos y las rodillas dobladas. Extiende tus brazos en el suelo formando una “T” y con la espalda pegada al suelo gira levemente las rodillas hacia un lado. Tras unos 20 o 30 segundos, haz el procedimiento inverso y ve alternando.

Postura del gato

Por último, la postura del gato o postura de la vaca es una actividad más dinámica que involucra a prácticamente todos los músculos de la zona lumbar, incluyendo aquellos que suelen estar rígidos.

Debes colocarte a cuatro patas como uno de estos animales, con las rodillas y las manos apoyadas firmemente. Las manos deben localizarse debajo de los hombros, las rodillas debajo de las caderas y la columna debe quedar paralela al suelo.

Partiendo de esa figura arquea tu espalda como si fueras a formar un arco en la parte central, abriendo los omóplatos como un gato. Aguanta la espalda encorvada unos 5 o 10 segundos antes de aflojar la misma postura.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias