II JORNADAS DE OKSALUD

Internet, nuestro primer triaje

Internet, nuestro primer triaje

¿Quién conoce a alguien que no haya goggleado los síntomas de una dolencia cuando se ha encontrado mal? Apuesto a que todos (o casi todos) lo hemos hecho alguna vez, y seguro que nos hemos encontrado con tal variedad de resultados (muchos de ellos, de patologías gravísimas) que lo único que hemos conseguido es aumentar nuestra preocupación. De hecho, evitar buscar en “Dr. Google” es una recomendación de las autoridades sanitarias, que advierten de la confusión y el peligro que puede suponer acudir a fuentes de información en la Red poco fiables en materia sanitaria. Y sin embargo, esto no quiere decir que Internet no puede convertirse en un gran aliado de los pacientes. Porque lo es. Tanto es así que el Grupo AXA y Microsoft pusieron en marcha el año pasado una colaboración global para crear una plataforma de salud basada en la digitalización.

Fruto de esa colaboración es Oskar, un evaluador de síntomas disponible para todos los usuarios, que emplea inteligencia artificial para ofrecer una orientación médica con los resultados más probables. Además, en caso de ser cliente, ofrece la posibilidad de consultar de manera inmediata y via online con un médico de la plataforma de telemedicina o, si lo prefiere, buscar un profesional del cuadro médico para organizar una visita presencial. Cada día es más evidente que la tecnología puede ser un poderoso aliado de nuestra salud y esta alianza con Microsoft nos permite profundizar en el ecosistema de servicios digitales con herramientas como Oskar, que permite calibrar la magnitud de nuestros problemas médicos, obteniendo una orientación muy útil para proteger la salud de manera rápida, ágil, sin esperas y accesible a todo el mundo.

La nueva plataforma se basa en la amplia cartera de tecnología de Microsoft Cloud for Healthcare, incluida la API de Azure para FHIR (Fast Healthcare Interoperability Resources), que permite conocer al paciente sin comprometer su privacidad, y enlazará los servicios de salud digital ofrecidos por AXA para acompañar y guiar a sus clientes en cada etapa de su experiencia.

No cabe duda de que la pandemia ha venido a poner de manifiesto la importancia de la digitalización y el papel, cada vez más relevante, que están teniendo los nuevos desarrollos tecnológicos en el ámbito del diagnóstico y de los tratamientos médicos.

Según datos de la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), en 2020 el gasto sanitario en España en nuevas tecnologías hasta los 783 millones de euros, un 11% más respecto al año anterior. Y todo apunta a que en los próximos años irá a más. Las conocidas como healthtech tienen ante sí un océano de oportunidades. Las empresas que combinen la inteligencia artificial (IA) y el big data en busca de nuevas soluciones sanitarias para mejorar la vida de las personas siempre serán un partner a tener en cuenta.

Ahora, lo que es importante es que desde las Administraciones Públicas también se acompañe ese gasto. Y en concreto, con inversiones destinadas a la Ciencia. En ello estamos trabajando desde la plataforma Constantes y Vitales, a través de la que llevamos unos años reclamando un pacto de Estado para destinar en 2% del PIB a la investigación científica. La campaña cuenta ya con más de un millón de firmas.

El otro gran reto sanitario que tenemos por delante es del conseguir romper con los estigmas de la salud mental. Estamos en un momento crítico para la salud mental y hemos de ser conscientes de los efectos de esta otra pandemia. Según el segundo Estudio Internacional de Salud y Bienestar Mental del Grupo AXA, que analiza la situación en España, Francia, Bélgica, Italia, Alemania, Reino Unido, Irlanda y Suiza; más del 43% de los españoles se siente emocionalmente mal o muy mal.

No podemos ponernos una venda en los ojos.

Ángela Milla, directora de Salud de AXA

Lo último en OkSalud

Últimas noticias