Articulaciones

El crujir del cuello, síntomas

¿Has escuchado en alguna ocasión crujir el cuello al levantarte, acostarte o durante el día? Hay algunos consejos saludables importantes que debes conocer.

Crujido cuello
¿Por qué cruje el cuello?

Nuestro organismo puede producir o experimentar más de diez ruidos diferentes y uno de estos son los crujidos en el cuello. El cuello está formado por una serie de articulaciones  encapsuladas llenas de líquido. Al doblar el cuello se estiran las cápsulas, generando burbujas gaseosas que precisamente producen el ruido. Puede generarse espontáneamente al mover la cabeza. Sin embargo, algunas personas sienten a menudo crujir del cuello y otras articulaciones. En este caso tenemos algunas recomendaciones para hacer.

¿Por qué se produce el crujir del cuello?

El cuello está formado por siete vértebras separadas por discos. Las vértebras se mueven mediante las articulaciones facetarias, que permiten girar la cabeza o moverla hacia arriba y abajo.

Las articulaciones están encapsuladas en líquido sinovial que sirve para lubricarlas. Este fluido contiene gas, por lo que, al mover las articulaciones, produce burbujas que al explotar emiten el típico crujir del cuello. Los crujidos en el cuello son más comunes al hacer movimientos bruscos o rápidos. Se escuchan fácilmente porque las articulaciones del cuello están muy cerca de los oídos.Crujido de cuello

¿Es síntoma de alguna enfermedad?

Los crujidos en el cuello son normales y no representan ningún daño. Sin embargo, algunos problemas articulares pueden comenzar con ruidos al mover la cabeza o el cuello. Cuando los crujidos se escuchan en forma amplificada, es una anticipación del dolor y daños articulares como artritis.

Muchas personas tienen el hábito de hacer crujir el cuello, porque de esa forma alivian tensiones y estrés. Sin embargo, colocar el cuello en posiciones extremas y aplicar fuerza para provocar deliberadamente los crujidos conlleva importantes riesgos.

Otros síntomas

Presta atención si los crujidos están acompañados por otros síntomas como:

  • Sensación de ardor.
  • Calambres.
  • Rigidez muscular.
  • Mareos y/o desmayo.
  • Visión doble.
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos.
  • Problemas de deglución.
  • Parálisis en uno de los dos brazos.

Las enfermedades asociadas son:

  • Dolor crónico del cuello, un problema debilitante que en España afecta más de diez millones de personas.
  • Artritis y problemas degenerativos del cuello.
  • Derrame cerebral.
  • Parálisis.

Cómo aliviar la tensión sin hacer crujir el cuello

Si tienes el hábito de hacer crujir el cuello, te recomendamos consultar con un osteópata o fisioterapeuta para que realice las maniobras en forma segura. Es preferible aliviar la tensión realizando estiramientos de cuello suaves.  Otras soluciones pueden ser acupuntura, yoga, suplementos que pueden mejorar las articulaciones o agregar a la dieta alimentos ricos en Omega 3.

Pero si el crujir del cuello está acompañado por alguno de los síntomas mencionados, te recomendamos consultar con tu médico cuanto antes.  Los ruidos de nuestro organismo dicen mucho acerca de nuestra salud. ¡No lo dejes pasar!

Lo último en Salud

Últimas noticias