Omega 5

Conoce qué es el Omega 5 y por qué también debe estar en tu dieta semanal

Conoce qué es el Omega 5 y por qué también debe estar en tu dieta semanal
Conoce qué es el Omega 5 y por qué también debe estar en tu dieta semanal

A veces relegado a un segundo plano por la trascendencia actual que tiene el Omega 3, no debemos perder de vista que el Omega 5 es igual de importante para el correcto funcionamiento del cuerpo. Su consumo regular aporta toda clase de beneficios para el organismo, por lo que tenemos que procurar que sea el adecuado, o corregirlo si nuestra alimentación es deficitaria.

Este ácido graso, conocido asimismo como ácido graso punícico o tricosánico, y muy similar a otro ácido graso, el Omega 6, posee numerosos beneficios para la salud, y suele encontrarse en un fruto en particular, la granada, cuyas semillas se sugieren a las personas que requieren de esta ingesta.

Los muchos beneficios del Omega 5

Los extractos de este fruto son, precisamente, los que más ayudan en la erradicación de bacterias que pueden ser perjudiciales para los humanos, una función antibacteriana que es la primera de las tantas ventajas que supone la inclusión del Omega 5 en la dieta, y que explica también por qué se trata de un componente esencial en muchos de los cosméticos actuales.

Protección de las células

El Omega 5 es un gran aliado de las células, sobre todo de las del cerebro, ya que facilita que los antioxidantes que entran al organismo sean absorbidos en el menor tiempo posible, retrasando el envejecimiento y permitiendo que las funciones del cerebro se conserven menor con el tiempo.

Asimilación de medicamentos

Aquellas personas que están bajo algún tratamiento que contemple el suministro de medicamentos, deberían prestar atención a las ventajas de las semillas de la granada, que se encarga de transportar varios de los principios activos de estos fármacos, agilizando su acción y efecto.

Prevención de enfermedades degenerativas

El Omega 5 combate y previene las enfermedades degenerativas, incluso las neurodegenerativas, retrasando su aparición a medida que los antioxidantes son aprovechados por el cuerpo humano.

Control del colesterol

Su aporte de grasas poliinsaturadas previene en el control de los niveles altos de colesterol “malo”. Además, hace que el colesterol “bueno” se eleve, equilibrando esta balanza fundamental.

Cicatrización de la piel

La ingesta de Omega 5 se aconseja para todos aquellos que sufren de cicatrizaciones lentas. Favoreciendo la creación de queratinocitos, células de la epidermis, la regeneración de las  heridas cutáneas es más veloz, cerrándolas e impidiendo que ingresen al organismo virus y bacterias.

¿Cómo consumirlo?

El Omega 5 puede consumirse en aceite, en cápsulas, o sumando la granada a nuestra alimentación. En el último caso, el producto es más natural pero menos concentrado, así que deberías evaluar cuáles son tus necesidades para decantarte por alguna de estas opciones.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias