Ejercicio físico

5 consejos para identificar una lesión muscular

identificar una lesión
En el ámbito deportivo, resulta muy importante saber cómo identificar y tratar una lesión.

La primera recomendación para identificar una lesión muscular es muy sencilla: recordar la práctica deportiva que se ha llevado a cabo en los últimos días.

En el ámbito deportivo, resulta muy importante saber cómo identificar y tratar una lesión. Lo primero y más importante es realizar cualquier tipo de práctica deportiva con el asesoramiento y entrenamiento adecuado. De este modo, el riesgo de lesión es mucho más bajo.

Una vez aclarado este concepto tan importante, es esencial saber distinguir entre lo que supone un pequeño resentimiento en músculos y/o articulaciones, y la lesión de un determinado músculo. Ante una lesión, es importante acudir al médico lo antes posible para evitar consecuencias negativas en un futuro.

Recordar la práctica deportiva de los últimos días

La primera recomendación para identificar una lesión muscular es muy sencilla: recordar la práctica deportiva que se ha llevado a cabo en los últimos días. Si por ejemplo la persona ha trabajado los tríceps y tiene dolor en las piernas, casi con total seguridad ambos hechos no tengan relación.

Averiguar el tipo de lesión

En líneas generales, el dolor propio de una lesión deportiva se puede identificar valorando que se caracteriza por ser muy específico y localizado en una determinada zona. Mientras, en el caso del resentimiento, el dolor se presenta de forma mucho más generalizada y difusa. Cuando una persona siente dolor en un área determinada, como en un músculo, es muy probable que exista una lesión. Además, el dolor muscular se suele presentar de manera simétrica ya que los pesos que se levantan son idénticos en ambos lados.

Duración del dolor

Otra forma de identificar una lesión tiene que ver con la duración del dolor. En las lesiones, el dolor dura más allá de las 72 horas, en algunos casos aumentando de intensidad a medida que pasa el tiempo. Es importante tratar las lesiones a la mayor brevedad posible. De lo contrario, las consecuencias pueden ser muy negativas.

Acudir al médico en el primer síntoma

Ante la más mínima sospecha de lesión es importante acudir cuanto antes a un profesional cualificado, que sea capaz de emitir un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Aliviar el dolor

Más allá del tratamiento médico para la lesión muscular, hay que seguir lo que se denomina PRICE. Se refiere al acrónimo de las palabras inglesas protect, rest, ice, compression y elevation, que significa: protección, reposo, frío local, compresión y elevación. Es esencial seguir estas seis reglas de oro para aliviar el dolor propio de la lesión, así como para acelerar el proceso de curación de la misma.

Temas

Lo último en Salud