Cuáles son las principales causas de la cirrosis

Causas de la cirrosis.
Cirrosis de hígado

La cirrosis implica un daño irreversible y progresivo en el hígado. Para evitar esta enfermedad es preciso no excederse con el consumo de alcohol y protegerse contra la hepatitis, entre otras cosas. No hay que olvidar que el hígado es el órgano más complejo del cuerpo, que se encarga de realizar muchas de las funciones esenciales que garantizan el correcto funcionamiento del organismo. Procesa la mayor parte de los nutrientes que se absorben en la digestión y elabora sustancias como la bilis, el colesterol o los factores de coagulación. También se ocupa de la limpieza de la sangre para acabar con aquellas sustancias perjudiciales para el cuerpo. En en esta ocasión te explicamos cuáles son las principales causas de la cirrosis.

Esta enfermedad puede aparecer sobre todo por la ingesta en grandes cantidades de alcohol, pero también por enfermedades hereditarias, víricas o inflamatorias.

Alcohol

La cirrosis alcohólica es el motivo más común. Al menos se requiere un tiempo de diez años para sufrir esta patología. No todas las personas enganchadas al alcohol acaban sufriéndolo, aunque sí lo padecen en torno al 15%. Las personas que presentan una cirrosis alcohólica por lo general han consumido al día más de medio litro de alcohol de alta graduación.

Se desconocen de momento los motivos por los que las bebidas generan una fibrosis en el hígado. Hay que decir que las mujeres tienen más posibilidades de sufrir daño hepático, de ahí que necesiten menores cantidades para acabar sufriendo esta patología.

Hepatitis víricas

Estas hepatitis son provocadas por virus que tienen preferencia por el hígado. Sin embargo, no todas llegan a producir una hepatitis crónica que acabe convirtiéndose en una cirrosis. 1 de cada 10 casos de cirrosis tienen como causa al virus de la hepatitis B.

Enfermedades hereditarias

También llegan a originar la cirrosis enfermedades como la de Wilson, debido al depósito de cobre en el hígado; hemacromatosis, acumulación de hierro en el hígado o la carencia de alfa 1-antitripsina.

Bloqueo de los conductos biliares

Cuando en los conductos biliares del hígado hay una obstrucción, acaba originándose una inflamación en este órgano, que derivará en una creación de una cirrosis biliar.

Otras causas de la cirrosis

Existen una serie de medicamentos que pueden resultar muy perjudiciales para el hígado, llegando a ocasionar un daño que derive en cirrosis. Entre ellos se encuentran el metrotexate. También pueden provocarla la diabetes, algunas cardiopatías o determinadas cirugías intestinales. En cualquier caso, cuando notes alguna anomalía en tu salud no dudes en acudir al médico.

Lo último en Salud

Últimas noticias