Por qué realizar dos sesiones diarias en el gimnasio

Siempre que nuestro cuerpo nos lo permita, podemos realizar dos sesiones diarias en el gimnasio siempre sin abusar.

gimnasio
Siempre que nuestro cuerpo nos lo permita, podemos realizar dos sesiones diarias en el gimnasio.

Siempre que nuestro cuerpo nos lo permita, podemos realizar dos sesiones diarias en el gimnasio. Sin abusar, ello nos puede aportar diversos beneficios, como aumentar nuestra progresión en el ejercicio y acogerse a variedad de disciplinas. Ahora bien, debes respetar las horas de descanso entre una sesión y otra.

Además, comer adecuadamente, hidratarte bien, no excederse en el ejercicio y preguntar si puedes hacer según qué disciplina dos veces por día nos ayudarán a hacerlo correctamente.

En deportistas aventajados

Entrenar dos veces al día suelen ser algo común en deportistas que ya son profesionales y también en deportistas aventajados. Si no hace mucho que haces ejercicio o bien lo sueles realizarlo unas dos veces a la semana, seguramente no es recomendable que llegues a las dos sesiones.

Primero suave y luego con más fuerza

Con el fin de evitar cualquier percance, especialmente el riesgo a lesiones, estas dos sesiones pueden dividirse en cuanto a fuerza y exigencia se trate. Es decir, la primera sesión puede realizarse de manera más suave y la siguiente con algo más de fuerza e intensidad.

Respetar los descansos

No podemos hacer dos sesiones seguidas, nuestro cuerpo no rendirá igual. Lo normal es que pasen unas 4 horas entre una sesión u otra. De todas formas, si tienes dudas, pregunta siempre al entrenador personal porque cada uno somos diferentes.

Gasto de mayor número de calorías

Está claro que con esta doble sesión perderemos más calorías de las que pensamos. El esfuerzo físico será grande y es bueno, tanto para adelgazar como para definir nuestro cuerpo.

Cuidado con el sobreentramiento

No todo son ventajas a la hora de optar por realizar una doble sesión de entrenamiento en el gimnasio. Esto puede llevar a un sobreentrenamiento nada saludable que puede conllevar algunas consecuencias como dolor, lesiones, agotamiento, fatiga y daño psicológico.

Para hacerlo debes estar concienciado y sobre todo con un cuerpo preparado para ello. Hay que tener años de experiencia en entrenamiento intenso. Para esto es mejor empezar con varios ejercicios a la semana y luego seguir de manera diaria. Para posteriormente pasar a esta doble sesión de forma siempre progresiva.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias