Ejercicio físico

Por qué es mejor hacer deporte por la mañana

hacer deporte por la mañana
Seguro que vencerás a la pereza y te levantarás un poco antes para ir a correr o hacer bicicleta.

La motivación hace que tengamos más ganas de hacer deporte por la mañana y de paso empezar con buen pie el día.

Por las prisas, por nuestro horario de trabajo o bien porque solo tenemos libre las tardes y noches, los gimnasios suelen estar llenos por la tarde. Pero algunos estudios han puesto de manifiesto que hacer deporte por la mañana, al levantarse, puede ser mucho más saludable por distintas razones.

Seguro que vencerás a la pereza y te levantarás un poco antes para ir a correr o hacer bicicleta. La motivación hace que tengamos más ganas de hacer deporte y de paso empezar con buen pie el día.

Energía para afrontar el día

Hacer deporte a primera hora nos carga de energía a la hora de realizar el resto de tareas. Estamos más positivos, vamos contentos al trabajo y hemos descargado una gran cantidad de adrenalina.

Nos da menos pereza

Aunque pensemos justo lo contrario, retrasar la hora de practicar ejercicio puede hacer que entonces nunca lo acabemos haciendo. Salimos tarde del trabajo, estamos cansados, está lloviendo, hace frío… de manera que si lo hacemos nada más levantarnos ya estará hecho y marcaremos una rutina diaria que irá perfecta para mantener nuestro peso.

Mejora la agudeza mental

Algunos estudios han establecido que hacer ejercicio tras levantarnos potencia la actividad mental el resto del día. Es decir, llegamos al trabajo más creativos, motivados para nuestras tareas y muchas ganas de superarnos durante toda la jornada.

Regula el apetito

Otra de las ventajas que supone practicar ejercicio por la mañana es que permite regular el apetito para todo el día. Para esto es mejor desayunar pronto, hacer digestión y hacer ejercicio para empezar a quemar calorías. A media mañana podemos picar algo, un mini bocadillo o bien una fruta. También se controla mejor la sensación de hambre.

Quemamos grasa

Como consecuencia de lo anterior quemamos más grasa. Hemos recomendado desayunar un poco antes, pero ¿y si nos ponemos a hacer ejercicio sin comer nada? La verdad es que hay tanto pros como contras de practicar deporte con el estómago vacío. Para esto es mejor consultar con un nutricionista, si bien se recomienda al menos tomar un pequeño bol de cereales.

Se acelera la eliminación de líquido

La práctica deportiva de baja intensidad puede ayudarnos a eliminar los líquidos de determinadas zonas del cuerpo. De todas maneras, acuérdate de hidratarte.

 

Lo último en Salud