Actividades

5 actividades en familia al aire libre en invierno

El invierno no tiene por qué ser sinónimo de recogimiento en casa. Hay muchas actividades en familia al aire libre en invierno. Estas son algunas ideas interesantes.

¿Qué hacer en familia en invierno?
Actividades en familia con el frío

La llegada de los meses más fríos del año no es solo para ‘invernar’ y sentarse a esperar por la primavera, sin salir de casa. En la mayoría de los países occidentales se pueden planificar actividades en familia para disfrutar al aire libre. Solo es necesario tomar las medidas necesarias para preservar la salud y la integridad. Además, los niños siempre querrán jugar y divertirse fuera de las ‘cuatro paredes’ de sus hogares. Ellos no fijan en las condiciones meteorológicas.

La creencia de que es el frío responsable de resfriados está muy extendida. Si bien es cierto que la falta de humedad en el ambiente, cuando el termómetro desciende los 10°C, incide en la reproducción de los virus, las bajas temperaturas no provocan catarro de manera directa. Sin embargo, sí agravan las molestias de esta y otras afecciones, como sinusitis o dolores de garganta.

Por otra parte, el sedentarismo debe evitarse siempre que sea posible. Por lo que caminatas y otras actividades físicas fuera de casa siempre serán necesarias para garantizar la mejor calidad de vida.

A jugar con la nieve

Aunque hay regiones en zonas templadas donde no nieva todos los inviernos, cuando las calles se cubren de blanco es un buen momento para jugar. Si después de una tormenta queda suficiente nieve como para hacer un muñeco, no se puede dejar pasar la oportunidad.

Resultan igual de divertidos los ‘ángeles’ que se ‘dibujan’ en las superficies frías. Acostados boca arriba sobre el suelo y moviendo piernas y brazos extendidos, padres e hijos pueden pasar momentos inolvidables. Jugando con la nieve en familia

En la montaña: las mejores actividades en familia durante el invierno

Las opciones que ofrecen parques naturales de montaña durante el invierno son sumamente variadas. Incluso según las edades de los niños o adolescentes, las familias disponen de un menú adecuado a sus necesidades.

El esquí es una actividad tradicional. Si se carece de la pericia, siempre se pueden aprender los fundamentos de una de las disciplinas deportivas más exigentes. Una variante igual de divertida, que también incluye deslizarse por cuestas forradas de blanco, es el snowboarding.

Para los menos deportistas, los pequeños paseos a pie por los alrededores de las montañas puede ser una experiencia muy gratificante. Otra opción es contratar los servicios de un trineo y disfrutar de un recorrido familiar bajo la guía huskies o samoyedos.

Paseos urbanos

Las ciudades también ofrecen una versión particular entre diciembre y marzo. Los colores son distintos, la temperatura igualmente. Simplemente caminar por calles y avenidas se puede considerar entre las actividades en familia durante el invierno. Probablemente resultará más agradable que hacer planificar estos recorridos para la mitad del verano.

Lo último en Salud

Últimas noticias