Pablo Iglesias, líder del terror

Pablo Iglesias, líder del terror

Este alborotador de pacotilla, obviamente, desconoce la sentencia de Herbert Marcuse: “Cuando se promueve una transformación con actos de brutalidad, crueldad y sufrimiento contra los semejantes, es que el anhelo revolucionario se ha perdido”. De ahí que Pablo hiena Iglesias, líder del terror, esconda su fracaso subversivo e inmadurez emocional tras su propia sombra, instando a sus piratas al abordaje y a toda tropelía, a dar la cara, por carecer del suficiente arrojo para hacerlo él. Su único mérito consiste en ejercer un fraudulento poder que hipnotiza a los analfabetos que moviliza y a los que transmite su hipócrita frialdad, siempre disfrazada de sentir apasionado.

Tal guerrillero con dodotis, que tilda a Soraya Sáenz de Santamaría de “sinvergüenza” —dicho de una persona que comete actos ilegales en provecho propio o incurre en inmoralidades, según la RAE— y  califica a Federico Jiménez Losantos de “estúpido” —según el mismo diccionario, persona que muestra torpeza o falta de entendimiento para comprender las cosas)— habría de introducirse en el arte de adjetivar. Pues pocos hay con la rasmia y clarividencia de Federico, o más prudentes y audaces que la dama, – aunque ambos se detesten sin perdón –. Sólo un narciso tan estúpido y sinvergüenza como este líder del cambalache populista se atrevería a embarullar los secretos del lenguaje que le son ajenos para quedar por encima de los demás con sus paranoicas ambiciones. Pero muchas veces y esta es una, los ultrajes se vuelven contra aquel que los vomita.

Machito Alfa de algodón, machista que humilla a la vicepresidenta en el Hemiciclo. ¿Eres un mendigo de tus carencias hormonales o un soñador que busca la testosterona que te niegan tus complejos? ¿No te empalmas si no vejas a una mujer? ¿Tan complicada es tu lujuria? ¿Por qué cambiaste a Tania, templo del amor afrodisíaco, por Irene, la diosa impávida que te ha conducido a la senda del terror? ¿Acaso para ti la pareja, antes que un placer, es un objeto cargado de vigor político? Desde que bebiste el veneno de sus labios te transformaste en un energúmeno. Su maldito influjo te animó a liquidar a quien entorpeciese vuestros planes orgásmicos de poder total, como Tintín Errejón, por ser el desdichado, más que una persona, un simple número. Tu diosa te ha convertido en un verdugo lleno de virtudes.

Los nuevos Argotiers, palabra de donde procede el argot, la jerga de los malhechores, continuarán insultando a cuantos no piensen como ellos hasta encaramarse en el poder —sueño vano, por fortuna— para destruir a una sociedad que no les tuvo aprecio. Por algo son los hijos putativos de Maduro, los mismos que fomentan la división de la Nación y se funden en abrazos con los etarras que apalean a la Guardia Civil. En fin, el líder del terror, al frente de sus tentáculos en las redes sociales, provisto de patente de corso, no parará de despotricar contra todo aquel que le venga en gana impunemente.

Lo último en Opinión

Últimas noticias

. . . . . . . . .