Alimentos

Cómo comer más saludable en verano

comer más saludable
En verano apetece comer algo más fresquito.

Si seguimos un plan de alimentos no es nada complicado poder comer de forma más saludable en verano.

Llega una época estival en la que hay más fiestas y eventos, y nos saltamos las rutinas de comida. Acabamos el verano con unos quilos de más y comiendo de forma menos saludable. Si seguimos un plan de alimentos no es nada complicado poder comer de forma más saludable en verano.

Te damos algunos consejos para ello donde el ejercicio también debe ser constante con el fin de mantenerse mejor.

La rica ensalada

En verano apetece comer algo más fresquito. Y si aumentamos las ensaladas estaremos consumiendo alimentos saludables, con más agua para hidratarnos y con una riqueza e ingredientes aptos para toda la familia.

Comer alimentos con menos grasa

Las tapitas, la cerveza, los embutidos… es momento de pasarse a aquellos alimentos que nos aporten menos grasa o en todo caso grasas siempre buenas. Es decir, que se trata de aumentar en la dieta el pescado o bien la carne de pavo.

El pescado aporta aquellos ácidos grasos que contrarrestan otros alimentos que pueden subir nuestro colesterol. Recordemos que se recomienda que las grasas tengan menos del 30% del total de calorías, sobre todo las que sean saturadas de origen animal.

Aumento de alimentos ricos en fibra

Aunque debemos tomar este tipo de alimentos todo el año, es durante el verano cuando podemos tener algunos problemas intestinales que harán que no vayamos regularmente al baño. La consecuencia es retención de liquidos y aumento de peso. Si ingerimos alimentos ricos en fibra nos sentiremos más ligeros y nuestro organismo se podrá regular con mayor facilidad.

Agua, zumos naturales, etc.

Es época de hidratarnos mucho más. Recomendamos para ello beber agua, de entre 2 y 3 litros diarios. Mientras que también son buenos los zumos naturales bien fresquitos, solo tenemos que hacerlos caseros y luego introducirlos en la nevera durante algunas horas para que tengamos zumo fresco durante todo el día.

Comer lento

Sabemos que es algo complicado pero aprovechemos que estamos en vacaciones para hacer siestas y descansar más, y de paso también cuidarnos. Hacer ejercicio semanalmente junto a una buena dieta es posible también en verano. Y uno de los hábitos que debemos hacer es masticar más lento, y de manera pausada, pues nos ayudará a que las digestiones vayan mucho mejor.

Temas

Lo último en Noticias