Gatos

Sopas y caldos que puede tomar tu gato

¿Puedes dar caldos y sopas a tu gato doméstico? Realmente sí puedes hacerlo, pero dentro de unos límites. Toma nota de estas pautas.

Sopas y caldos gato
Caldos y sopas para tu mascota

Los gatos son carnívoros, es decir, que necesitan comer carne. Debido a sus instintos de caza, la carne es su principal fuente de alimento. La forma en que se alimentan y la digestión de los alimentos está orientada a esto. Requieren aminoácidos esenciales de las proteínas, y la escasez de estos aminoácidos puede conducir a enfermedades graves e intratables. La sal es venenosa para los gatos; por lo tanto, si decides darle sopas y caldos caseros a tu gato siempre debes verificar que no contengan sal.

¿Es aconsejable dale sopas y caldos caseros a tu gato?

Las sopas y caldos que prepares a tu gato no deben ser los mimos que tomamos los humanos, porque hay muchos ingredientes que estos animales no toleran. Las sopas a base de carbohidratos no son adecuadas para un gato. Sus cuerpos no están diseñados para digerir y utilizar los carbohidratos de manera eficiente, por lo tanto, la obesidad y la diabetes pueden convertirse en un problema.

Hay ciertos alimentos que son tóxicos para los felinos domésticos. A continuación, puedes conocer algunos de ellos. Recuerda evitar colocarlos en las sopas o caldos caseros que le prepares a tu pequeño minino.

  • Incluso un par de rebanadas pueden ser tóxicas. Las cebollas contienen un compuesto que puede causar anemia felina.
  • Ajo y cebollino. Estos pueden causar problemas similares a las cebollas: anemia y problemas gastrointestinales.
  • Patatas crudas. Un miembro de la familia mortal de las solanáceas puede estar presente en las patatas crudas, causando problemas gastrointestinales en los gatos.
  • Tomates crudos. Además de ser miembro de la familia de las solanáceas mortales, los tomates crudos no son adecuados para los gatos.
  • Leche y productos lácteos. En la lactosa, el azúcar presente en la leche de vaca provoca que los gatos presenten dificultades a la hora de digerirla. La leche sin lactosa está fácilmente disponible y es segura de usar en gatos.
  • Masa de levadura. Este ingrediente puede causar dolor abdominal y provocar graves problemas en los intestinos en un gato.Caldos para gato

¿El caldo de pollo es seguro para tu gato?

El caldo de pollo es bueno para nuestros amigos felinos. Todos sabemos lo peligrosos que pueden ser los huesos de pollo cuando los gatos los mastican. Pero cuando se cuecen a fuego lento en el caldo, estos pueden proporcionarles nutrientes muy beneficiosos para su salud.

También el caldo de pollo es bueno para el hígado y las articulaciones de los gatos. Mejora su digestión y sistema inmune.

Siempre que estés informado de cuáles son los ingredientes tóxicos y cuáles los seguros para tu minino, no debería existir ningún problema en que le prepares una nutritiva y rica sopa casera como un regalo ocasional.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias