Gatos

¿Los gatos jadean?

Estamos acostumbrados ver a los perros jadear después de hacer ejercicio, si están nerviosos, etc. Aquí te contamos un poco más sobre el tema.

El jadeo del gato
¿Pueden jadear los gatos?

En la realidad diaria, ver como los gatos jadean es una escena difícil de imaginar. Por lo general, estos animales se muestran quietos, calculadores y con movimientos respiratorios muy moderados. La exhalación animosa suele ser un comportamiento más regular en los perros. Incluso después de la actividad física pocos felinos toman aire de forma profunda; ciertamente, su jadeo podría ser un síntoma de preocupación en la mayoría de los casos.

Un gato que comienza a jadear con mucha regularidad podría estar experimentando un grave problema de salud. Este es un síntoma que puede ser evidenciado fácilmente por cualquier cuidador. Lo prioritario cuando esto ocurre es buscar la razón de esta acción corporal.

Enfermedad, estrés o envenenamiento

Existen varias razones clínicas por las cuales los gatos jadean. Por ejemplo, un gato angustiado o con estrés puede presentar este síntoma de manera visible. Los cambios de ambiente y las situaciones de peligro activan este tipo de estados. En estos casos, lo ideal es tratar de hacer sentir como al felino.

Un gato intoxicado suele jadear mucho como consecuencia de su mal estado de salud. La fatiga y la falta de respiración son dos síntomas claros de envenenamiento en estos animales. Existen muchas sustancias que pueden generar una intoxicación involuntaria: detergentes, dulces, pesticidas, entre otros.

El jadeo suele ser también un síntoma característico de algunas enfermedades en los gatos. La insuficiencia cardíaca congestiva puede ser la causa de este síntoma particular en los felinos. Esta es una enfermedad hereditaria que se manifiesta en algunos ejemplares. La anemia, los padecimientos parasitarios y otras fallas cardíacas también se manifiestan de esta manera.El jadeo de los gatos

Los gatos jadean de vez en cuando

Existen condiciones normales en las cuales los felinos pueden ser vistos jadeando. Si hace mucho calor, este tipo de mascota puede jadear para tratar de enfriar su organismo. El ejercicio excesivo al aire libre o el encuentro con algún depredador también podría generar esta reacción poco común.

El deber de los cuidadores es determinar en principio si el jadeo es atípico y viene acompañado de poca coordinación. Posteriormente, lo correcto será buscar otros síntomas para tratar de tener una idea de lo que está ocurriendo. En todo caso, mantener la calma y no alarmarse es fundamental para atender a la mascota.

Una excelente opción en estos casos es llamar al veterinario de confianza. Algunos cuidadores se instruyen y tienen una leve noción de cómo es una intoxicación o un ataque pánico. Actuar rápido ante este tipo de síntomas puede salvar la vida de tu animal de compañía. Ser observador ante todo es la clave para su conservación.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias