Elecciones Generales 2019

El restaurante al que cargaba sus comilonas el candidato de Revilla dice que la factura es “un montaje”

Restaurante Cañadío de Santander
Restaurante Cañadío de Santander

La dueña del Restaurante Cañadío de Santander, Teresa Monteoliva, ha declarado a OKDIARIO que la factura de la comilona de 400 euros del candidato de Revilla al Congreso de los Diputados, José María Mazón, es “un montaje y está falseada”. Es decir, que la comida nunca se llevó a cabo. Dicha factura fue pagada al contado por Mazón, que posteriormente pasó el gasto al Gobierno de Cantabria y éste le ingresó a él el dinero.

José María Mazón gastó 3.600 euros en comilonas durante sus últimos once días en el cargo de consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria. Los copiosos almuerzos tuvieron lugar en 2011, cuando Mazón estaba en funciones, ya que el PP había ganado las elecciones.

En la conversación que ha tenido la dueña del famoso restaurante con este periódico, ha asegurado que la factura es fruto de “un montaje” y que “no sabe quién lo ha fabricado”. También ha declarado que el logo que contiene la factura del restaurante no se corresponde al que tenían en 2011 porque “cambió hace quince años”.

“El logo de la factura ya lo quitamos. Tenemos otro logo. Esa factura es de las antiguas. Alguien ha hecho un montaje, no sé quién ha fabricado eso (refiriéndose a la factura), pero ha sido tan torpe que lo ha hecho con el logo antiguo de Cañadío, de hace quince años”, asegura la hostelera Teresa Monteoliva, propietaria del restaurante.

Monteoliva también indica que los precios que aparecen en la factura están inflados y que hay platos que figuran en la factura y que ella no oferta en la carta del establecimiento. “Pero tampoco corresponden los precios con los precios de hoy en día. Veo que los han encarecido más. No tiene nada que ver los precios de hoy con los que hay en la factura. Tampoco los platos. No sé de dónde puede salir un documento así ni quién puede molestarse en falsearlo”.

Tres botellas de vino

En la comida, Mazón comió dos platos de cecina con virutas de foi (33 euros), dos platos de croquetas (24 euros), dos platos mollejas con setas, tajada de merluza (20,75 euros), cuatro de rodaballo a la plancha (96 euros), tres de merluza a la romana con pimientos (60,75 euros), tres botellas de vino (54 euros) y varios postres y cafés. En total, una factura de 400 euros.

La factura "falseada" y objeto de "un montaje" del Restaurante Cañadío de Santander
La factura "falseada" y objeto de "un montaje" del Restaurante Cañadío de Santander

Mazón abonó la factura al contado. Es decir, pagó en efectivo y en el momento en que se llevó a cabo la comida. Posteriormente, pasó el gasto al Gobierno de Cantabria y éste le reintegró los 400 euros. Sin embargo, la factura que la dueña del restaurante mantiene que “es un montaje” y que “está falseada”, está sellada por el Gobierno de Cantabria y firmada por el candidato de Revilla al Congreso, José María Mazón.

De ser una factura falsificada, nos encontraríamos ante una conducta presuntamente delictiva de falsedad y estafa. En el momento en que se llevó a cabo la comida, Mazón ostentaba el cargo de Consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo.

Lo último en Investigación

Últimas noticias