Localizamos los dos Ferrari de 700.000 € regalados a Juan Carlos I que según el CNI tenía Corinna en Mónaco

Ferrari Juan Carlos
El Ferrari FF del Rey Juan Carlos I que el CNI atribuye a Corinna.
  • Manuel Cerdán y Alejandro Entrambasaguas

El CNI intoxicó a los medios de comunicación con la noticia fake de que uno de los Ferrari regalados por el emir de Dubái a Juan Carlos I estuvo en poder de Corinna Sayn Wittgenstein, aparcado en el garaje de su vivienda en Mónaco. Sin embargo, OKDIARIO ha seguido el rastro desde 2011 de los dos vehículos de lujo, valorados en más de 700.000 euros, y puede demostrar que nunca fueron utilizados por la princesa alemana. Sus actuales propietarios son un ejecutivo español y la sociedad de un empresario colombiano.

En la conversación que mantuvo con José Villarejo en su domicilio de Londres, Corinna se quejaba del intento del director del CNI, Félix Sanz Roldán, para hacer ver a los periodistas de que el Ferrari FF Sabbia al Tramonto de color gris metalizado y de 660 caballos se lo había apropiado ella, tras la ruptura de la compañera sentimental con Juan Carlos I.

«El ‘Troll’ ha mandado a la prensa española a Mónaco para encontrar el Ferrari. Mis abogados han enviado una carta a Patrimonio Nacional para decirle que nuestra cliente nunca ha recibido los coches».

Cuando Corinna acusaba a ‘El Troll’ de filtrar la noticia a los periodistas se estaba refiriendo al director de los servicios secretos Félix Sanz Roldán. Ese era el apodo que siempre utilizaba para referirse a él desde que la visitó en Londres en junio de 2012. Según Corinna, el jefe de los espías españoles la llegó a amenazarla a ella y a su hijo Alexander.

Localizamos los dos Ferrari de 700.000 € regalados a Juan Carlos I que según el CNI tenía Corinna en Mónaco
Los dos Ferrari FF del Rey Juan Carlos I antes de ser subastados por el Estado.

La realidad es que, en contra de la versión falsa de los servicios secretos, Zarzuela tuvo controlados los dos Ferrari hasta el momento de la subasta. El color negro, que había sido regalado a Juan Carlos I, y el de color gris al entonces Príncipe Felipe. Sin embargo, tras el escándalo del accidente de Botswana, los servicios secretos y el departamento de Comunicación de la Casa del Rey desplegaron una campaña para criminalizar a Corinna, que había sido la compañera sentimental del entonces Rey durante cinco años. Sin embargo, este periódico ha encontrado a los verdaderos dueños.

El pasado 10 de junio, el concesionario especializado en coches de segunda mano Autoclub Madrid, ubicado en Majadahonda, publicó en la plataforma de compraventa de vehículos ‘Coches.net’ el siguiente anuncio: «Se vende Ferrari FF por 260.000 euros. Este coche fue un regalo del primer ministro emiratí y jeque de Dubái al Rey Juan Carlos I», aunque era el destinado destinado para el Príncipe.

Este periódico respondió al anuncio y visitó el concesionario Autoclub para contrastar dicha información con su propietario, Alfonso Fernández Alvargonzález. Durante el encuentro que tuvo con OKDIARIO, el empresario se quejó de cómo la prensa estaba atacando a la Casa Real con sus informaciones. También recriminó el daño que las noticias estaban haciendo al Rey Juan Carlos. Sin embargo, el empresario se olvidaba de cómo él apenas un mes antes se servía del reclamo del nombre de Su Majestad (SM) para vender el vehículo.

Anuncio colgado por Autoclub Madrid del Ferrari FF que perteneció al Rey Juan Carlos I.
Anuncio colgado por Autoclub Madrid en ‘Coches.net’ del Ferrari FF que perteneció al Rey Juan Carlos I.

Tras la visita de OKDIARIO, el dueño de Autoclub eliminó rápidamente el anuncio de ‘Coches.net’ que, a pesar de que el Ferrari ya había sido vendido, aún seguía figurando en su catálogo de Internet. De poco le sirvió a Alvargonzález, porque este diario ya había capturado el anuncio.

Felipe VI renuncia a su propiedad

El origen de los dos Ferrari del mismo modelo -uno gris plateado y otro negro- se remonta a finales de 2011 cuando Mohamen bin Rashid Al Maktoum, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y jeque de Dubai, se los regaló a Juan Carlos I y a su hijo. En aquellas fechas, el Monarca y Corinna asistían a la inauguración en Abu Dhabi del circuito de automovilismo de Yas Marina, donde competía Fernando Alonso, y a una exposición de Ferrari que había organizada la marca italiana, según fuentes próximas a la Casa del Rey.

Tras la llegada al trono del Rey Felipe VI, en 2014, los regalos a la Casa Real pasaron a seguir unos preceptos mucho más estrictos, que afectó al Ferrari que le habían regalado tres años antes. El objetivo del nuevo protocolo era equipararse a otras monarquías europeas más transparentes. Se estableció que la Casa del Rey no aceptaría «para sí regalos que superen los usos habituales, sociales o de cortesía, ni favores o servicios en condiciones ventajosas que puedan condicionar el desarrollo de sus funciones». Hasta entonces, ambos vehículos habían estado estacionados en los garajes del Palacio de La Zarzuela junto a una colección de vehículos históricos: Cadillac, Mercedes Benz y Rolls Royce.

De esta forma, Patrimonio Nacional cedió los dos coches de lujo a Patrimonio de la Administración General del Estado para que estos fueran subastados. Días antes de que los vehículos de lujo salieran a puja, los dos Ferrari estuvieron durante semanas en las instalaciones del Parque Móvil del Estado, en la madrileña calle de Cea Bermúdez, disponibles para cualquier curioso que quisiera observar los coches.

En octubre de 2015 el Estado sacó a subasta pública los dos coches de lujo. Uno de ellos, el de color negro, se ofertó por un precio de salida de 350.000 euros y el otro, de color gris, por 345.00 euros. La diferencia de 5.000 euros de precio entre ambos se debió a dos arañazos que presentaba el Ferrari de color gris, uno en el lateral delantero izquierdo y otro en el lateral trasero derecho.

BOE en el que se publicó la primera subasta de los dos Ferrari FF que Dubái regaló al Emérito.
BOE en el que se publicó la primera subasta de los dos Ferrari FF que Dubái regaló al Emérito.

La subasta se llevó a cabo pero quedó desierta porque sólo se presentó una oferta y además por un importe inferior al precio estipulado. Dos años después, en junio de 2017, la Delegación de Economía y Hacienda en Madrid volvió a convocar otra subasta. Pero en esta ocasión los coches salieron a mitad de precio: 195.000 y 180.000 euros.

Finalmente se lograron subastar y Hacienda se los adjudicó a sus nuevos dueños. El primero de ellos fue adquirido por Argüelles Car SL, un concesionario de Madrid del barrio de Moncloa, por valor de 201.555 euros, y el segundo fue adjudicado a Álvaro Alonso Sánchez por 242.287 euros.

A través de las matrículas de los Ferrari, que figuran en el BOE desde que el Estado sacó a subasta los vehículos, este periódico ha logrado saber quiénes son los propietarios en la actualidad. Según la DGT, el Ferrari de color gris, que el CNI atribuyó a Corinna aunque se lo habían regalado al entonces Príncipe, está a nombre de la sociedad Rua Group Development SL. El otro, de color negro, pertenece a Antonio Vázquez Jacob, Consejero Delegado de La Unión Madrileña de Seguros SA.

Rua Group Development SL, es una constructora filial de un grupo empresarial de Colombia. Según el Registro Mercantil, esta empresa está a nombre del colombiano Ricardo Uribe Arango, administrador único de la compañía desde que se constituyó en 2015 en Barcelona.

 

Parte delantera del Ferrari FF que el CNi atribuyó falsamente a Corinna.
Parte delantera del Ferrari FF que durante un tiempo estuvo en el concesionario Autoclub de Madrid.

Varios coleccionistas de coches consultados por este periódico han llegado a tasar por encima del medio millón de euros cada uno de estos vehículos dado su alto valor histórico. «El coleccionismo es muy arbitrario. No es una ciencia exacta. Teniendo en cuenta las características de estas dos unidades pueden superar los 500.000 euros».

En efecto, el cuadro técnico de estos dos coches de lujo es muy llamativo. Estos Ferrari cuentan con un Motor V12, cambio automático, tracción en las cuatro ruedas y siete velocidades. También tienen varias cámaras para observar el exterior, sistema de elevación delantero y una distribución electrónica de frenado. Ambos coches cuentan también con características exclusivas en su interior. La tapicería está recubierta de cuero color Sabbia y Charcoal, y en el salpicadero de ambos coches está grabada la bandera de Emiratos Árabes Unidos.

Lo último en Investigación

Últimas noticias