LAS CINTAS DE LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: «Juan Carlos I se lleva el dinero a Zarzuela, allí tiene una máquina para contar billetes»

José Villarejo no sólo grabó a Corinna Sayn Wittgenstein en su primer encuentro londinense del 15 de abril de 2015, en el que estuvo en todo momento acompañado por Juan Villalonga, el ex presidente de Telefónica. Corinna volvió a caer en la telaraña del ex comisario un año y medio después, el 7 de octubre de 2016, cuando regresó a visitarla a su domicilio de Eaton Square, en Londres.

Villarejo, por segunda vez, registraba en su micro-grabadora la conversación tanto en la reunión que mantuvo con ella en su residencia como en la velada posterior en el restaurante italiano Santini, donde la princesa alemana lo invitó a cenar. Está situado en la zona residencial de Belgravia, cerca de su domicilio londinense. El policía grabó los dos encuentros sin que ella lo detectara.

El contenido de la cinta demuestra que Villarejo y Corinna, gracias a la intermediación de Villalonga, cuya mujer Vanessa era amiga de la princesa desde hacía 30 años, habían entablado una buena relación.

Corinna había conocido a Vanessa cuando trabajaba en París para la firma L’Oreal y la mujer de Villalonga estudiaba fotografía. Villarejo le comenta en la reunión que también conocía al padre de Vanessa a quien, según él, había ayudado a resolver los problemas de una amiga para conseguir la residencia en España.

El comisario le dice a Corinna que “no se puede quejar de cómo le va la vida” y que, aunque ha dejado la Policía, sigue asesorando al Ministerio del Interior.

También le comenta que desconoce por qué inspiraba “tanto miedo a la gente”. Y completa la conversación con: “La lealtad para mí es un factor fundamental en la vida”. Mientras pronunciaba estas palabras, la grabadora seguía avanzando en el bolsillo de su chaqueta. El comisario se encontraba tan cómodo que no se molestó en accionar el botón de la pausa ni cuando, en el restaurante, se ausentó unos minutos para ir al aseo a miccionar.

En ambos encuentros, Corinna cae en la trampa de Villarejo. Se sincera tanto con el policía que le llega a desvelar información de alto voltaje sobre el patrimonio y los negocios en el extranjero de Juan Carlos I. También señala, una vez más, a Álvaro de Orleans y a los abogados suizos Dante Canonica y Arturo Fasana como los testaferros de Su Majestad (SM).

Las confesiones incendiarias de Corinna

Cuando se cumplen dos años de la publicación de la primera grabación que provocó la investigación judicial en Ginebra, OKDIARIO ha conseguido en exclusiva una copia de la cinta con la segunda grabación, captada subrepticiamente por Villarejo. En la actualidad, los audios con los encuentros de Londres están judicializados tanto en la Audiencia Nacional como en la Fiscalía del Cantón de Ginebra, donde se investiga a los testaferros de Juan Carlos I. El titular del Juzgado Central de Instrucción 6 facilitó una copia al fiscal suizo Yves Bertossa por medio de una comisión rogatoria, a mediados de enero pasado, un par de meses antes de que estallara la pandemia del coronavirus.

Las grabaciones obran, por tanto, en la conocida como Pieza 5- Carol dentro de las diligencias de la operación Tándem y en la causa P14783/2018 de la Fiscalía del Cantón de Ginebra. Así mismo, todo apunta a que las cintas también formen parte del dossier que la Audiencia Nacional remitirá al Tribunal Supremo, donde se investiga a Juan Carlos I por las comisiones del AVE a La Meca.

Desde que OKDIARIO informó el 3 de marzo pasado de que las cintas de Corinna formaban ya parte de la causa helvética, varios medios periodísticos internacionales se han esforzado por conseguir una copia de las grabaciones. Sin embargo, es OKDIARIO quien, finalmente, desvela en exclusiva el contenido de la segunda grabación de Villarejo a Corinna.

Corinna: «Juan Carlos I se lleva el dinero a Zarzuela, allí tiene una máquina para contar billetes»
Imagen de archivo del Rey emérito Juan Carlos I en el Congreso de los Diputados. (Foto: Europa Press)

En el doble encuentro con Villarejo, casi cuatro horas de duración, Corinna comparte con el policía las confidencias de sus relaciones sentimentales con Juan Carlos I. La princesa le desvela también asuntos vinculados con las finanzas de quien había sido la primera autoridad en España y su pareja durante más de cinco años: el patrimonio en el extranjero, la manera como le llegaba el dinero a Madrid, el protagonismo de los testaferros internacionales, sus relaciones con dirigentes políticos y el sórdido papel de los servicios secretos españoles, entre otros asuntos de interés público.

Corinna también se detiene en aspectos confidenciales que afectan a las interioridades de Palacio. En ese apartado de la conversación, la ex novia del Rey Emérito se muestra muy crítica con la “camarilla palaciega” que rodeaba en La Zarzuela al ex monarca. Si Corinna se atreviera a escribir sus memorias más de uno temblaría. Aunque la realidad es que la princesa alemana, desde el primer momento, pretendió resolver de manera pacífica su relación con Don Juan Carlos y para ello utilizó los cauces oficiales de Zarzuela. No obtuvo resultados porque el círculo más próximo al Rey Emérito se lo impidió.

Cómo le llegaba el dinero a Palacio

En un momento de la conversación le llega a confesar a Villarejo: “El dinero de Juan Carlos I está en La Zarzuela”. Y lo más sorprendente: “Tiene una máquina para contar los billetes”. Un dispositivo similar al que utilizan los cajeros de las entidades bancarias para contabilizar el dinero en metálico.

Una vez más –ya lo había desvelado en su reunión de 2015 que difundió OKDIARIO– hace hincapié en que nunca entendió por qué Juan Carlos I y sus testaferros realizaron “operaciones peligrosísimas”. Todas ellas, por supuesto, encaminadas a ocultar el dinero de comisiones o de negocios en el extranjero. Como ya reveló OKDIARIO, todo ese dinero se movía por medio de las fundaciones Zagatka y Lucum y otras sociedades offshore fantasmas que los testaferros constituían en paraísos fiscales. Las operaciones estaban gestionadas por Álvaro de Orleans, Canonica y Fasana.

Fiscal suizo Yves Bertossa y Álvaro de Orleans
Fiscal suizo Yves Bertossa y Álvaro de Orleans.

La princesa alemana añade: “Vas contando dinero y te vas a morir con todo ese dinero. Como Shakespeare… Mi padre siempre me ha enseñado: ‘Vivir bien es un talento…a partir de una cierta cantidad que te permita vivir bien’. El Emérito con un poco de dinero podía haber tenido una vida extraordinaria, sin problemas, pero como es tan… Descubrí que el dinero es su peor adicción”.

Y concluye con una frase lapidaria: “Se mueren para el dinero. No para el amor”.

El ex comisario Villarejo, que cuando se reúne con Corinna por segunda vez en Londres lleva tres meses jubilado en la Policía, se frota las manos al comprobar que la grabadora registra correctamente las palabras de su interlocutora. Sabe que aquel encuentro con la ex de Juan Carlos I va a reforzar su poder. Entre copa y copa de vino blanco italiano, calcula cómo va a gestionar toda aquella información a su regreso a Madrid al día siguiente.

Una cinta que llegó tarde

Todas las grabaciones con las confesiones de Corinna fueron intervenidas por los agentes de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) durante los registros de los domicilios de Villarejo y de su número dos Rafael Redondo, en medio de la redada policial de la operación Tándem. Encontraron unas carpetas, con la clave ‘Partners’, cuyo contenido «afectaba a las instituciones básicas del Estado, así como a otros Organismos Públicos», según relató la UAI al juez instructor del caso.

Los agentes policiales detallaron al magistrado en su informe los archivos sonoros intervenidos al abogado Redondo: una carpeta denominada ‘Carol’, con varios audios de conversaciones entre Villarejo, Villalonga y Corinna, y otra titulada ‘K’ (‘King’) –’Rey’, en español– junto con otras grabaciones.

La entrega de las cintas al juez, de manera sospechosa, se producía días después de la divulgación por OKDIARIO de las confesiones de Corinna, en julio de 2018. La intervención policial se había efectuado ocho meses antes.

La Zarzuela
El edificio principal del complejo del Palacio de La Zarzuela.

Las pesquisas en Ginebra fueron abiertas por Bertossa tras la publicación en OKDIARIO de las primeras grabaciones de Villarejo en su reunión con Corinna, en abril de 2015. En la actualidad, el fiscal helvético investiga a los testaferros de Don Juan Carlos en las diligencias P14783/2018, pero se desconoce qué piensa hacer con las cintas que recibió en abril pasado de la Audiencia Nacional.

La clave ‘Carol’ -que utilizó Villarejo para identificar a Corinna- sirvió a los agentes de Asuntos Internos para denominar la pieza número V de las 25 que forman el sumario de la Operación Tándem.

El juez De Egea, tras el informe de la UAI, decidió incoar la pieza judicial el 20 de julio de 2018. Dos meses más tarde, el propio magistrado decretó el sobreseimiento provisional de las actuaciones a petición de la Fiscalía Anticorrupción. Según el Ministerio Público, faltaban pruebas y Juan Carlos I disfrutaba de la condición de inimputable. Al mismo tiempo, el juez decidía levantar el secreto de las diligencias de la pieza ‘Carol’.

Lo último en Investigación

Últimas noticias