El alcalde de Galapagar usó a un contratista del Ayuntamiento para abaratar los costes de su parcela

Daniel Pérez

El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, recurrió a una empresa contratista del Ayuntamiento para abaratar los costes de urbanización de la parcela con la que ha dado un pelotazo de 60.000 euros.

El solar comprado por el alcalde forma parte de un conjunto de 14 parcelas, situadas en el camino de Navaltornera y destinadas a albergar otros tantos chalés unifamiliares, cuya construcción no puede iniciarse hasta que hayan concluido las obras de urbanización del complejo.

El alcalde dio instrucciones para que la empresa Instalaciones Eléctricas Adrián mediara ante Iberdrola, con el fin de lograr que facilitara el suministro de baja tensión al conjunto residencial. El encargado de transmitir estas instrucciones fue el entonces concejal de Hacienda y hombre de la máxima confianza de Daniel Pérez, Fernando Arias.

El objetivo era evitar que los 14 propietarios de los solares (entre los que se encontraba el propio alcalde) tuvieran que sufragar la construcción de un transformador propio cuyo coste ronda los 30.000 euros.

Un nuevo contrato de 300.000 euros

Para ello, el alcalde (que tenía un interés personal como propietario afectado) y su hombre de confianza recurrieron a Instalaciones Eléctricas Adrián, la empresa encargada del mantenimiento del alumbrado público de todo el municipio y de otras intervenciones en la red eléctrica.

Tan sólo desde 2015, Instalaciones Eléctricas Adrián ha recibido más de 500.000 euros en contratos públicos del Ayuntamiento de Galapagar. De esta cifra, 300.000 euros corresponden a un contrato plurianual para la “reposición de infraestructuras y elementos de alumbrado público” del municipio hasta el año 2022.

La mesa de contratación del Ayuntamiento acordó el pasado 22 de enero adjudicar este concurso a una UTE encabezada por Instalaciones Adrián, tras descalificar como “baja desproporcionada” a la oferta que resultaba más ventajosa económicamente para el Consistorio.

Como ha informado OKDIARIO, la consultora creada por el alcalde Daniel Pérez y su edil de Hacienda, Fernando Arias, recibió en 2012 año un pago de 9.560 euros de la compañía Instalaciones y Montajes Eléctricos Urbanos SL, cuyo administrador único, Adrián González García, es al mismo tiempo el propietario de la citada contratista municipal Instalaciones Eléctricas Adrián.

Daniel Pérez
El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, compró una parcela por 65.550 euros y la vendió por el doble cuatro años después, tras alterarla y ampliarla desde el Ayuntamiento que preside.

Esta no es la única intervención que el ex concejal de Hacienda Fernando Arias ha tenido en el pelotazo urbanístico del alcalde Daniel Pérez. Fernando Arias fue quien firmó ante notario la reserva de la parcela que, cuatro años después, el alcalde vendió por el doble de su precio inicial.

Fernando Arias también se desplazó hasta la sede de la promotora que había vendido los terrenos, para sugerir el nombre de una constructora “de confianza” que debía ejecutar las obras de urbanización.

Las gestiones realizadas por Instalaciones Eléctricas Adrián ante Iberdrola permitieron abaratar en cerca de 30.000 euros el coste de estas obras de urbanización. Sin embargo, la ejecución de las obras se encareció en más de 140.000 euros, debido a las presiones que el equipo de gobierno de Daniel Pérez ejerció sobre la promotora para modificar el proyecto inicial.

Tal como había sido concebido, el diseño incluía como zonas comunes del complejo residencial unas pistas deportivas, un espacio ajardinado y una calle interior en forma de Y, que permitía canalizar la redes de suministro de agua, saneamiento, electricidad y gas hasta cada una de las 14 parcelas.

Un ‘pelotazo’ de 60.000 euros

Sin embargo, en varias reuniones celebradas en el propio Ayuntamiento, la asesora jurídica del área de Urbanismo advirtió que el equipo de gobierno sólo concedería la licencia para ejecutar las obras, si se eliminaban estas zonas comunes del proyecto.

A la promotora no le quedó más remedio que ceder ante la presión del Ayuntamiento y modificar su diseño inicial. Gracias a ello, la parcela que había comprado el alcalde ganó 252 metros cuadrados de superficie útil, hasta alcanzar los 867 metros cuadrados: la mayor de todo el complejo residencial.

El alcalde había comprado el solar por  66.550 euros  y, gracias a estos cambios impuestos por el Ayuntamiento, pudo venderla cuatro años después por el doble: 126.000 euros, sin haber llegado a poner ni un solo ladrillo.

De este modo, el alcalde Daniel Pérez puso todos los medios públicos del Ayuntamiento que preside al servicio de su negocio privado: usó a la asesora de la Concejalía de Urbanismo para presionar a la promotora, con el fin de aumentar en casi un 50% la superficie útil de su parcela.

El PP le impide repetir como candidato

Usó a una empresa contratista del Ayuntamiento, Instalaciones Eléctricas Adrián, para abaratar los costes de urbanización de su solar. Y usó al edil de Hacienda (y socio en su empresa asesora) Fernando Arias para intentar imponer qué constructora debía ejecutar las obras de urbanización.

A raíz de las informaciones publicadas por OKDIARIO, la dirección del PP de Madrid ha impedido que Daniel Pérez repita como candidato a la Alcaldía de Galapagar en las elecciones locales del próximo mes de mayo.

Pérez lo ha confirmado este viernes en un mensaje de Twitter, en el que señala: “Os anuncio que no seré el candidato por el Partido Popular a la alcaldía de Galapagar para las próximas elecciones. Han sido unos años de gran satisfacción al poder dedicar todo mi trabajo y esfuerzo a mi pueblo y mis vecinos. Muchas gracias a todos por vuestra confianza y apoyo”.

Últimas noticias