La Guardia Civil identifica a Roures en las reuniones clave que mantenían los golpistas del 1-O

Jaume Roures
El empresario Jaume Roures. (Foto: AFP)

La Guardia Civil acaba de incluir al multimillonario podemita Jaume Roures en la investigación de las reuniones clave en las que se preparaba el 1-O. La Benemérita sospecha que mantuvo una reunión con Oriol Soler, uno de los considerados protagonistas del ‘Estado Mayor’ del separatismo, justo después de que Soler se viese con Jordi Cuixart y Jordi Sánchez -ambos en prisión en estos momentos por delitos de rebelión, sedición y malversación-.

La Guardia Civil registró una llamada “el día 7 de agosto, un mes antes de la aprobación en el parlamento catalán de las leyes de convocatoria del referéndum y de transitoriedad jurídica”. En esa llamada telefónica, Oriol Soler contactaba con Josep Maria Jové “y le pedía una cita para verse muy rápidamente ya que esa mañana a las 11:30 horas tenía una reunión” Soler con “Cuixart y Sánchez para tratar de un asunto del que ya habían hablado anteriormente, necesitaba concretar algo con Jové para ir a la cita con los responsables de las asociaciones ANC y Òmnium Cultural”, añade la Benemérita. La reunión era tan importante que en menos de media hora, a las 9:30 de la mañana, estaban juntos Soler y Jové.

El objetivo de la cita urgente era “saber qué es lo que les tenía que contar, seguía diciendo que después de hablar con Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, había quedado con el Roures”, entendiendo la Guardia Civil que “se podía referir a Jaume Roures fundador de Mediapro y le decía que no quería que andemos vendidos y tenerlo todo controlado”, explica el informe policial. A fecha actual, la Guardia Civil sigue investigando la vinculación de Jaume Roures con los golpistas, según ha podido confirmar OKDIARIO.

La Guardia Civil identifica a Roures en las reuniones clave que mantenían los golpistas del 1-O

La documentación judicial a la que ha tenido acceso este diario recoge íntegramente la respuesta de Soler a Jové con esta literalidad: “No quiero que andemos vendidos, no quiero que le vayamos poniendo cosas sobre la mesa sin tenerlo un poco controlado”. Todo ello tras mencionar que se veía con los Jordis primero y luego con “Roures”. La Guardia Civil, de hecho, incluye una anotación en el informe junto al nombre de Roures donde indica que “habilita centro prensa para el 1-O”. Porque, de hecho, el responsable de que los medios pudiesen cubrir lo que ocurría durante el referéndum ilegal, como si fuese una jornada electoral más, fue Jaume Roures.

El sujeto con el que se veía Roures tampoco es un cualquiera. La Guardia Civil lo empieza a considerar pieza clave del golpe. Su nombre es Oriol Soler Castanys. No es un conocido del gran público. Pero es el ideólogo de lo que se conocía en las catacumbas del 1-O como el ideólogo del “Estado Mayor”, el grupo creado con un único y golpista fin: el de diseñar la estrategia de lanzamiento, desarrollo y comunicación del referéndum ilegal del 1-O. En ese grupo se encontraba la plana mayor del separatismo. Está Carles Puigdemont, Jordi Turull, Oriol Junqueras, Marta Rovira y, por supuesto, los dos ‘Jordis’ encarcelados.

Soler tenía un fin específico dentro de ese Estado Mayor: el de mantener firme a la prensa. El de saber contentar a quienes cumplen y el de cuadrar a los que no. Oriol Soler fue el encargado de liderar la campaña Ara és l´Hora, del 9-N. Y fue también el encargado de la Dirección de Comunicación del inconstitucional 1-O.

Oriol Soler está vinculado ideológicamente a ERC y ha mantenido interlocución directa con dirigentes políticos de todas las formaciones independentistas. Directa, inmediata y plena. Lo ha hecho con la primera línea del golpismo: Carles Puigdemont, Raül Romeva, Jordi Turull, Oriol Junqueras, Marta Rovira, Joaquim Dorn, Marta Pascal, Toni Comín, Anna Gabriel, Natalia Sánchez o Quim Arrufat, tal y como han podido confirmar las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Comentar

Últimas noticias