Investigación

ESPIONAJE A SU MAJESTAD (IV): LAS PRUEBAS DEFINITIVAS

El CNI pinchó las confesiones más íntimas del Rey: “Marta es ‘my girlf’ (mi novia)”

Don Juan Carlos, en la conversación telefónica, grabada en octubre de 1990 por agentes del CESID –el servicio secreto anterior al CNI- se refería a Marta Gayá como “my girlf”. El Rey se quejaba ante su interlocutor de las interferencias de un amigo que se había presentado en su despacho y le había recriminado sus relaciones secretas con la decoradora mallorquina.

-Lo tuve que mandar callar… -se lamentaba Don Juan Carlos- Le dije que yo no me metía en su vida privada. Que él hiciera el favor de no meterse en la mía. Comprendo que soy un hombre público pero yo sé muy bien lo que debo hacer.

La cinta registrada subrepticiamente por los espías del Departamento de Escuchas del antiguo CESID fue publicada en exclusiva por OKDIARIO el pasado miércoles. Hoy reproducimos un apartado en el que Su Majestad niega que paseara a Gayá por las calas de Mallorca.

El amigo de S.M. le recriminaba que los rumores y el boca a boca daban por hecho una relación secreta con Marta Gayá. Y le aseguraba que los habían visto “gente muy seria”. Don Juan Carlos se lo desmentía rotundamente.

-Venía a decir que en Palma le habían dicho…que me habían visto en alguna cala con my girlf (mi novia). Yo le dije: “Pero hombre, por dios, cómo voy a llevarla en el Fortuna”.

Por la conversación se deducía que algún amigo del Rey le había dejado su barco y se quejaba de haber hecho mal uso de él, según le recriminaba la visita.

El original de la cinta fue entregado a la Casa del Rey por el director del CESID, el general Alonso Manglano, pero una copia fue archivada en la conocida como Cintateca de los servicios secretos. La dirección del espionaje español negó reiteradamente su existencia por lo que la cinta nunca pudo ser aportada durante el proceso de las Escuchas Ilegales del CESID.