Trump: «Si soy presidente meteré en la cárcel a Hillary Clinton»

donald-trump-hillary-clinton-copia
Trump y Clinton, durante uno de los debates televisivos de la campaña.

La personalidad de Donald Trump es arrolladora, tanto que a veces se pasa de frenada. El nuevo presidente de los Estados Unidos ha dejado frases para la historia cargadas de polémica, políticamente incorrectas y sobre temas tan sensibles como la inmigración, el trato hacia las mujeres o sobre el Estado Islámico.

«Construiré un muro magnífico, lo construiré en la frontera sur y haré pagar a México por él», esta es una de las frases que más ha repetido durante la campaña. La construcción de un muro en la frontera con México es uno de los temas que más polvareda ha levantado, incluso ha sido criticado por miembros de su partido.

«Cuando México nos envía a su gente, no manda lo mejor, sino a gente con muchos problemas. Traen delincuencia, droga o violaciones». Este mantra repetido por Trump una y otra vez, aunque con diferentes palabras, provocó que gran parte de la población hispana se decantara por votar a la demócrata Clinton, aunque parece que, finalmente, otras cuestiones han pesado más que esta frase para que Trump sacara una buena tajada del voto latino en estados como Florida.

«El ISIS honra al presidente Obama porque él es su fundador, y la tramposa Hillary fue su cofundadora». Este ataque directo contra sus rivales demócratas, el presidente saliente, y la candidata Clinton, lo repitió en numerosas ocasiones a lo largo de los tres debates con Hillary.

«Hillary debería estar en la cárcel. Si gano, voy a pedir a mi fiscal general que nombre un fiscal especial para investigar su situación». Esta fue la amenaza que lanzó Trump durante uno de los debates entre los candidatos presidenciales. El excéntrico millonario siempre ha echado en cara a su oponente el caso de los emails que almacenaba en servidores privados mientras era secretaria de Estado de los Estados Unidos.

«Cuando eres una estrella, te permiten hacer lo que quieras. Puedes hacer lo que quieras. Agarrarlas por el coño… Puedes hacer cualquier cosa…». Esta ha sido una de las frases que ha marcado la campaña. Los mensajes denigrando y despreciando a la mujer se han convertido en arma arrojadiza por parte de Clinton. Esta frase aparece en un vídeo de 2005 en el que Trump presumía de que hacía lo que le daba la gana por su fortuna y por poder.

«Miss Peggy es una máquina de comer», así hacía referencia a la ex Miss Universo Alicia Machado. La venezolana tuvo que sufrir no sólo esas palabras despectivas de Trump, también la llamó «señora trabajadora doméstica», en clara alusión a su origen latino.

«Las víctimas del ataque contra el semanario satírico galo Charlie Hebdó habían tenido más oportunidades de defenderse si hubieran llevado armas encima». Firme defensor de las armas y de su posesión, amparada por la Constitución americana, Trump ha dejado claro que el problema no son las armas sino los controles que se ejercen sobre su posesión.

«Una fuente extremadamente creíble ha llamado a mi oficina y me ha dicho que el certificado de nacimiento de Barack Obama es un fraude». Aunque al final en este tema tuvo que recular, la opinión pública americana asistió al virulento debate sobre el origen del presidente Obama.

«Pido el bloqueo completo y total a la entrada de musulmanes en EE.UU». Junto a su propuesta de crear un muro en la frontera mexicana, la posibilidad de que Trump prohiba la entrada a musulmanes en EEUU es real. Siempre ha descafeinado esta idea asegurando que mientras no se sepa el origen de estos emigrantes, mientras no se haya comprobado si son o no terroristas habría que poner coto a su entrada en Estados Unidos.

Lo último en Internacional

Últimas noticias