May prepara con Juncker la cumbre del Brexit en la que se juega su futuro político

brexit
Theresa May, primera ministra del Reino Unido. (Foto: AFP)

Theresa May toma contacto a cuatro días de la cumbre europea en la que se espera formalizar el acuerdo de divorcio que han acordado Londres y Bruselas a nivel técnico.

La primera ministra no contempla otra solución que la de 'divorciarse' de la Unión Europea en marzo

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recibirá mañana miércoles en Bruselas a la primera ministra británica, Theresa May, a cuatro días de la cumbre europea en la que se espera formalizar el acuerdo de divorcio que han acordado Londres y Bruselas a nivel técnico.

"El objetivo es preparar la cumbre del domingo y asegurar que estemos en posición de validar el principio de acuerdo y de aprobar la declaración política (sobre las bases de la relación futura)", ha indicado el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas.

Contactos discretos 

El encuentro tendrá lugar  en la sede de la Comisión Europea y no está previsto que comparezcan al término de la reunión.

Según un portavoz de May, el encuentro buscará abordar la relación futura de Reino Unido con la UE una vez se produzca su salida del bloque, prevista para el próximo 29 de marzo.

Posteriormente, el portavoz de la primera ministra ha anunciado que el jueves recibirá en Londres al canciller austríaco, Sebastian Kurz, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE.

El problema escocés 

La primera ministra británica, Theresa May, subrayó este martes a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que el acuerdo alcanzado con la UE para el Brexit "funciona para todo Reino Unido", en respuesta a las críticas de la líder regional.

May se ha reunido con Sturgeon para discutir la ‘hoja de ruta’ del Brexit pactada por Londres y Bruselas, que todavía debe recibir el visto bueno del Parlamento británico y de los líderes de la UE a 27 y los respectivos parlamentos nacionales.

"La primera ministra ha dejado claro que estamos negociando un acuerdo con la UE que funciona para todas las partes de Reino Unido –Gales, Escocia, Inglaterra e Irlanda del Norte–, conforme a los resultados del referéndum" celebrado en 2016 sobre el Brexit, ha dicho un portavoz de Downing Street en un comunicado.

El portavoz gubernamental ha enfatizado que "el acuerdo proporcionará a las empresas escocesas la claridad y certeza necesarias para proteger sus puestos de trabajo y condiciones de vida", al tiempo que permitirá a Reino Unido "recuperar el control de sus aguas y mejorar la suerte de sus pescadores".

May también ha llamado la atención sobre "su firme convicción de que el acuerdo de retirada de la UE es el mejor acuerdo que se podría haber negociado". "Y va en beneficio de todo Reino Unido", ha recalcado.

Sturgeon, por su parte, se ha limitado a indicar que ha tenido una "franca discusión" con May en la que le ha reiterado la oposición del Partido Nacional Escocés al principio de acuerdo sobre el Brexit, según informa la cadena pública BBC.

Horas antes, la ministra principal se ha visto con el líder laborista, Jeremy Corbyn, con quien ha coincidido en que se trata de "un mal acuerdo" y, en consecuencia, han accedido a explorar una eventual alianza con otros críticos del Brexit para buscar "alternativas".

El portavoz de Corbyn, por su parte, ha calificado el encuentro con Sturgeon de "constructivo" y ha confirmado que han acordado formar "una oposición común" al borrador actual, si bien ha indicado que también trabajarán para "evitar el desastroso resultado" que supondría un Brexit no pactado.

Lo último en Internacional