Marruecos vuelve a recibir la visita de un Papa 34 años después

Sobre las 14:00 horas (hora local) de este sábado, el Papa Francisco aterrizará en el aeropuerto Internacional de Rabat-Salé, comenzando, así, una visita de dos días al Reino de Marruecos.

papa-francisco-emiratos-arabes
El Papa Francisco es recibido por el Príncipe heredero de Abu Dhabi Mohammed bin Zayed al-Nahyan (C-R) a su llegada al Aeropuerto Internacional de Abu Dhabi en la capital de los Emiratos Árabes Unidos el 3 de febrero de 2019. Foto: AFP
  • Henar Hernández

La importancia del viaje del Papa Francisco a Marruecos reside en varias razones: en primer lugar, esta visita se produce 34 años después del viaje del papa Juan Pablo II al Reino, que tuvo lugar en 1985, y trascendió a la historia de la Santa Sede, pues con este encuentro, Karol Józef Wojtyła se convirtió en el primer Papa en dar un discurso ante los jóvenes musulmanes. Este acontecimiento se celebró en el Estadio de Casablanca, y a él acudieron cerca de 80.000 marroquíes vestidos de blanco, una cifra calificada de ‘histórica’. Entre los mensajes pronunciados por el Papa durante la visita, cabe destacar el siguiente, por su fuerte llamado sin precedentes a la unidad entre musulmanes y cristianos en aras de una humanidad mejor:

Cristianos y musulmanes frecuentemente nos hemos entendido mal; y, algunas veces, en épocas pasadas, nos hemos enfrentado e incluso agotado en polémicas y guerras. Creo que Dios nos invita hoy a cambiar nuestras viejas costumbres. Tenemos que saber respetarnos y a la vez estimularnos mutuamente en las obras de bien a lo largo del camino que nos conduce a Dios”.

En segundo lugar, Marruecos se convierte en el quinto país árabe que visita el papa Francisco desde que fue nombrado pontífice en 2013 (en 2014 viajó a Jordania, Palestina y Egipto y en febrero de este año, visitó Emiratos Árabes Unidos). Por eso, esta visita es entendida como la continuación del mensaje de Wojtyła, y así lo ha expresado el coordinador del diálogo con los musulmanes en el Consejo Pontificio para el Diálogo Inter-religioso en el Vaticano, Khaled Akcha, en una entrevista concedida a la agencia de noticias marroquí MAP: “la visita de Su Santidad a Marruecos es capaz de estrechar las relaciones entre musulmanes y cristianos y promover la paz a escala mundial”.

Estas declaraciones se enmarcan en los esfuerzos de Marruecos por promover la tolerancia entre distintas religiones, materializados en la Declaración de Marrakech adoptada en 2016 por 250 líderes islámicos, a instancias del Ministerio de Fomento y Asuntos Islámicos del Reino de Marruecos y del Foro para la Promoción de la Paz en las Sociedades Musulmanes.

En dicho texto, se expone que “es inconcebible emplear la religión con el propósito de agredir los derechos de las minorías religiosas en los países musulmanes”, declaración que retoma los principios fundamentales recogidos en la Carta de Medina, firmada en el año 622 d.C. a modo de constitución garantista de la libertad religiosa, independientemente de su fe. Así, se podría establecer que todos estos factores han contribuido a sentar las bases de este nuevo viaje papal al Reino de Marruecos.

En tercer lugar, durante la visita, tendrá lugar el encuentro entre el papa Francisco y el rey Mohammed VI. El ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, ha recalcado, en una entrevista a Le Point, “el valor simbólico de un encuentro entre el Papa y el Comendador de los Creyentes. Asistiremos al encuentro de dos importantes autoridades religiosas. El Papa viene a un país donde el Jefe de Estado tiene un estatus religioso particular y no solo es Comendador de los musulmanes. Tiene la responsabilidad de proteger y preservar las tres grandes religiones monoteístas”.

Bourita ha asegurado, además, que este viaje le servirá al Papa para ofrecer su mensaje al mundo, pues el Reino es una nación envuelta en temas como la migración o la lucha contra el terrorismo y la radicalización, cuestiones que afectan al resto de las naciones y, fundamentalmente, a Europa.

Otras autoridades religiosas que también se han pronunciado han sido el embajador de Palestina ante la Santa Sede, que ha calificado la visita de “símbolo de Unidad” y ha expresado su deseo de “seguir construyendo de este modo puentes entre Oriente y Occidente”; o el arzobispo de Rabat, el español Cristóbal López Romero, que recibirá al Papa en el aeropuerto. Ha asegurado que el Papa “alienta el diálogo hacia la fraternidad universal” y que Marruecos “es la Iglesia del Buen Samaritano: las personas migrantes no hacen su viaje de esperanza por el placer, sino por el sufrimiento, y cuidamos a nuestros hermanos heridos, que son hijos de Dios”.

En cuarto y último lugar, cabe destacar que cientos de ceutíes viajarán a Rabat para acompañar al Papa en su visita, pues la comunidad feligresa de la ciudad autónoma está, según los medios locales, “tremendamente ilusionada”.

La agenda del Papa en Marruecos

La jornada del sábado empezará con un recibimiento oficial en el aeropuerto
internacional de Rabat/Salé sobre las 14 horas. Posteriormente, a las 14:40, tendrá lugar una ceremonia de bienvenida en la explanada de la Mezquita Hassan II. En este mismo emplazamiento, comenzará, después, el punto álgido de la jornada, pues se celebrará el encuentro con el pueblo marroquí, las autoridades, los representantes de la sociedad civil y el cuerpo diplomático.

Es en este punto del viaje cuando el Papa Francisco realizará su tradicional ‘Discurso del Santo Padre’. Por la tarde, a las 16 horas, visitará el Mausoleo Mohammed V y se desplazará hasta al Palacio Real para encontrarse con el rey Mohammed VI a las 16:25 horas. Tras la reunión real, el papa Francisco asistirá al Instituto Mohammed VI de los Imanes, Predicadores y Predicadoras. La jornada del sábado concluirá con el encuentro con los migrantes en la sede de Cáritas diocesana de Rabat, donde se llevará a cabo el Saludo del Santo Padre.

La jornada del domingo comenzará a las 9:30 horas con la visita privada al Centro Rural de los Servicios Sociales localizado en la ciudad de Témara. Una hora más tarde, el papa Francisco se desplazará de nuevo a Rabat donde tendrá lugar el encuentro con los sacerdotes religiosos, consagrados y el Consejo Ecuménico de las Iglesias en la catedral de la capital. Allí, pronunciará el segundo ‘Discurso del Santo Padre’ y el ‘Angelus del Santo Padre’. Posteriormente, al mediodía, almorzará con algunos miembros del séquito papal y los obispos de Marruecos. A las 14:45 horas se celebrará la Santa Misa (‘Homilia del Santo Padre’) en el polideportivo Príncipe Moulay Abdellah. El último acto de la visita oficial y que concluirá la jornada del domingo es la ceremonia de despedida que tendrá lugar en el propio aeropuerto internacional de Rabat/Salé.

Lo último en Internacional

Últimas noticias