El enviado de la ONU para Yemen dice que «no está claro» quién atacó la refinería de Aramco

Aramco
Saudí Aramco
  • Europa Press

El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, ha indicado este lunes ante el Consejo de Seguridad que "no está del todo claro" quién está detrás del doble ataque del sábado contra instalaciones de la petrolera saudí Aramco pero ha dejado claro que aumenta las probabilidades de un conflicto a nivel regional.

"No está del todo claro quién está detrás del ataque, pero el hecho de que Ansarulá –como se conoce oficialmente a los rebeldes huthis– haya reivindicado la responsabilidad es lo suficientemente malo", ha comentado Griffiths.

"Este incidente extremadamente grave hace que las probabilidades de un conflicto regional sean mucho mayores", ha reconocido el enviado de la ONU, que lleva meses intentando facilitar sin éxito un proceso de paz en el país.

Por su parte, la embajadora estadounidense ante la ONU, Kelly Craft, ha afirmado ante el Consejo de Seguridad que la información que hay sobre los ataques contra dos instalaciones de Aramco "indican que la responsabilidad es de Irán" y que no hay pruebas de que el ataque procediera de Yemen.

A su vez, la embajadora británica ante la ONU, Karen Pierce, ha señalado que su país "aún está evaluando lo que ocurrió y quién es responsable de los ataques". "Una vez esto quede establecido, discutiremos con nuestros socios cómo proceder de una manera responsable", ha añadido.

La coalición militar que lidera Arabia Saudí en Yemen ha indicado este lunes que el ataque contra dos instalaciones de la petrolera Aramco en el reino este sábado fueron perpetrados con armamento iraní y no partió de suelo yemení, según los primeros hallazgos.

"La investigación continúa y todos los indicios apuntan a que las armas usadas en ambos ataques procedían de Irán", ha explicado el portavoz de la coalición que apoya al Gobierno yemení, el coronel Turki al Malki, en rueda de prensa en Riad.

Según ha añadido, se está tratando de determinar "desde dónde fueron disparadas". Al Malki ha prometido que los resultados de la investigación se harán públicos una vez esta se haya completado, según informa la cadena Al Arabiya.

Riad informó este sábado de ataques contra dos instalaciones de la petrolera estatal Aramco con un total de diez drones, aunque sin causar daños personales. Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra se encuentra en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Los huthis, enfrentados desde 2014 al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi en una guerra en la que cuentan con el respaldo de Irán, reivindicaron el mismo sábado la autoría del doble ataque contra las instalaciones petroleras.

Las autoridades saudíes no han responsabilizado directamente a Irán, su archienemigo en la región, del ataque como sí hizo el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y ha dejado a entrever este lunes el presidente estadounidense, Donald Trump.

Por su parte, Irán asegura que no tuvo nada que ver con el ataque, que ha afectado a la producción de crudo saudí.

Lo último en Internacional

Últimas noticias