Ropa

Cómo vender tu vestido de novia

Si tienes un vestido de novia guardado desde hace tiempo y deseas venderlo, puedes recurrir a portales de internet así como a aplicaciones.

vender vestido novia
Pasos para vender tu vestido de novia

¿Tienes el vestido de novia del día de tu boda y deseas recuperar parte de la inversión que hiciste cuando lo compraste? Puede también que organizaras una boda pero finalmente no te has casado, de modo que vamos a ofrecerte ahora una guía de pasos en la que, de manera fácil, te explicamos cómo vender tu vestido de novia.

No nos engañemos, comprar un vestido de novia supone toda una inversión y aunque los podemos encontrar de segunda mano, quizás para el día de tu boda quisiste comprar uno específico que ciertamente te costó demasiado y ahora te has dado cuenta, que no lo vas a volver a usar, de modo que puedes intentar recuperar dicha inversión con distintos pasos que te explicamos y que van a permitir  encontrar alguien interesado en tu vestido.

Pasos para vender tu vestido de novia

Antes que nada debes saber que hoy en día puedes vender tu vestido de novia, y el de novio, en distintos portales específicos para ello como Weddalia por ejemplo, así como a través de aplicaciones como Chicfy o Wallapop. También tienes tiendas de ropa de segunda mano que puede que de vez en cuando compren vestidos de novia, pero al margen de elegir dónde vender el vestido, debes saber qué pasos dar para tener éxito.

  1. Si tu vestido forma parte de una colección de diseñadores, lo mejor es que intentes vender tu vestido cuanto antes, y mayor será la posibilidad de venderlo. Si vendes tu vestido dentro de los tres años de haberlo comprado, podrás dar con novias que buscan ese diseño específico, ya sea porque ya no está disponible o no pueden costearlo al precio de venta al público. Los vestidos más antiguos no se venderán tan rápidamente, pero vale la pena señalar qué épocas son populares y planificar en consecuencia, por ejemplo, los vestidos de los años 70 se están vendiendo bien ahora, pero faltan algunos años para que los estilos de los 80 vuelvan a aparecer.
  2. Por otro lado debes pensar en el precio al que venderás el vestido. El coste de un vestido de novia de segunda mano depende de varios factores, pero puedes guiarte por una fórmula que te servirá para los vestidos modernos : si el vestido tiene menos de tres años y se ha usado, ponlo al 50% del precio que pagaste por él. En cambio si finalmente no usaste el vestido, puedes venderlo al 75% de lo que te costó. Si tu vestido es más viejo, quítale otro 10% o 20% de descuento. En teoría, deberías poder revender un vestido vintage por el precio que pagaste por él, pero depende de dónde lo vendas. Si lo compraste en una boutique vintage de alta gama, por ejemplo, deberá bajar el precio para atraer compradores en portales como mencionado o como eBay, donde un vestido vintage se puede vender bien a partir de las distintas ofertas que te hagan.
  3. A la hora de vender tu vestido de novia es importante que tomes buenas fotos de este para que puedas subirlas al portal o tienda online donde quieres venderlo. Toma tus fotografías en un área bien iluminada con la mejor cámara disponible para ti, y asegúrate de obtener una foto completa de la parte delantera y trasera del vestido, además de los primeros planos de cualquier detalle. Las imágenes con modelos tienden a ser mejores, así que es una buena idea reclutar la ayuda de una amiga, ya sea para tomar las fotos o ser tu modelo, siempre puedes incluir una de tus propias fotos de boda que muestre el vestido también.
  4. Importante será también que antes de fotografiar nada, tengas el vestido completamente limpio. De modo que será bueno que lo lleves a una tintorería.
  5. A la hora de publicar el anuncio con la venta de tu vestido, tienes que ser cuidadosa al describirlo: proporciona las medidas correctas (tantas como sea posible), nombra al diseñador o marca, el nombre o número del modelo y la tela, y menciona si se ha usado y/o se ha limpiado profesionalmente.
  6. Para asegurarte de que no haya problemas con la transacción, tienes que ser honesta y asegúrate de revelar cualquier imperfección, como agujeros, rasgaduras, o manchas. Esto afectará el interés por tu vestido, pero tal vez no tanto como uno piensa. Si el dobladillo está ligeramente manchado, por ejemplo, puedes atraer a un comprador que esté planeando acortar el vestido de todos modos.
  7. Otro paso importante será tener una política de devolución flexible. Los vestidos de novia son una compra importante, por lo que la mayoría de los compradores prefieren probárselos en casa y devolverlos si no está bien. Solo ten en cuenta que, aunque tu vestido probablemente atraiga a más compradores de esta manera, también puede llevar más tiempo venderlo.
  8. Por último no dudes en compartir la venta del vestido allí donde puedas. No te limites al anuncio que publiques en la tienda donde lo vas a vender. Puedes compartir la noticia en Facebook o también hacer una foto del vestido y colocarle hashtags para atraer a novias en Instagram.

Lo último en How To

Últimas noticias