Ola de calor

Cómo superar una ola de calor

superar ola calor
Los mejores consejos para superar una ola de calor

Todas las claves y consejos para superar una ola de calor como la que sufriremos este miércoles, con temperaturas superiores a los 36º.

España está en alerta. Una ola de calor afectará nuestro país a partir de mañana miércoles, aunque desde hoy en muchas poblaciones ya se van a superar los 34º. Cuando las temperaturas aumentan tan repentinamente tenemos que ir con cuidado, de modo que sigue ahora esta guía de pasos en la que te explicamos Cómo superar una ola de calor.

No realizar mucha actividad física que requiera un sobreesfuerzo, y no olvidarnos de la hidratación son algunas de las claves para superar una ola de calor, pero si bien todavía son muchas las personas que trabajan y no se pueden escapar de vacaciones a lugares bien "fresquitos", podemos recurrir además a algunos consejos que nos ayuden a afrontar esos más de 36 grados que se van a experimentar en zonas de España como el interior de Andalucia o Castilla-La Mancha.

Pasos y consejos para superar una ola de calor

superar ola de calor

La ola de calor que ha dado inicio a este verano, promete superar los 40º y alargarse hasta el próximo domingo, de modo que será bueno que la superes con estos consejos:

  1. Elige la ropa adecuada: Llevar ropa de manga corta es obligatorio en verano, pero es también importante seleccionar los tejidos adecuados para soportar mejor las altas temperaturas: el algodón (que transpira), el lino o las fibras ligeras y naturales son las mejores opciones. En cuanto a colores, es mejor elegir los tonos claros entre los que destaca como no, el blanco.
  2. No olvides beber mucha agua: Puede que suene al consejo que toda madre da a sus hijos cuando tienen calor, pero lo cierto es que ahora más que nunca, el agua es nuestro mejor aliado. Más incluso que cualquier helado o bebida azucarada con hielo que te apetezca tomar para afrontar estas temperaturas. Cualquier refresco, cerveza fría o café helado, solo provocará que tengas más calor y también más sed. Lo mejor es beber agua bien fría a cada hora, para mantener el cuerpo bien hidratado.
  3. Ventila y refresca la casa: Encerrarse en casa con el aire acondicionado es una opción para pasar la ola de calor, pero lo cierto es que tampoco hace falta que gastes energía o electricidad durante todo el día. Procura abrir todas la ventanas de casa y el balcón o la terraza a primera hora de la mañana (antes de salir a trabajar) y deja que se ventile toda la casa durante al menos una hora. Entrará el fresco y mantendrás mejor la temperatura. Luego cierra bien y vete a trabajar. Al volver, notarás que no hace tanta calor como en la calle. Si es de noche, repite de nuevo la ventilación cuando la temperatura ya habrá bajado dos o tres grados. En el caso de tener que encender el aire, procura que sea a una temperatura entre 21 y 24 º.
  4. Moja tu cara, brazos y piernas a menudo: Para reducir la temperatura corporal y evitar sufrir un golpe de calor, toma baños y duchas con agua tibia, y además moja la cara y brazos con agua fresca. En casos de temperaturas muy altas, es aconsejable colocar un paño húmedo en la nuca.
  5. Evita salir a las horas más calurosas: Si puedes, es aconsejable salir a a la calle durante las horas más calurosas, es decir entre las 11:00 y las 18: 00 horas. Si tienes que salir durante esas horas, no olvides protegerte la cabeza con un sombrero de color claro y tus ojos con gafas de sol . También protege la piel de las quemaduras solares con un protector solar de alta protección .
  6. Evita hacer deporte a las horas más calurosas: Durante las horas más calurosas, evita la actividad física o el trabajo pesado al aire libre. Es mejor practicar deporte temprano en la mañana, antes de las 08:00 horas, y a la tarde después de las 20:00 horas.
  7. Mucha precaución en el coche: Antes de entrar en el automóvil, es aconsejable abrir las puertas para permitir que salga el calor y ventilar el interior. Cuando aparques el coche, nunca dejes personas o animales adentro , ni siquiera por unos minutos.
  8. Vigila a las personas mayores: Cuando llega el calor, y en especial una ola de calor como la que vamos a sufrir esta semana, las personas mayores con enfermedades crónicas y las personas que toman medicación deben consultar a su médico para un posible ajuste de la terapia o la frecuencia de los controles. Nunca suspendas la terapia en curso por tu propia iniciativa. Además las personas ancianas y también los niños deben estar bien hidratados.

Lo último en How To