Decoración

Cómo hacer la técnica del craquelado paso a paso

La técnica del craquelado es una maravillosa forma de darle una segunda vida a una pieza. Madera, cerámica, cristal o escayola son las mejores bases para aplicar esta pintura de forma especial. Descubre todos los secretos de esta sorprendente forma de pintar.

Hacer la técnica del craquelado paso a paso
Pasos para hacer la técnica del craquelado paso a paso

La técnica del craquelado es una forma muy especial de darle una nueva vida a una pieza que generalmente suele ser madera. La pintura cae sobre una superficie y adquiere una textura similar a un agrietado que suele darle la personalidad que necesita a cualquier pieza.

Conseguir ese efecto es lo que se conoce como craquelado. Cualquier objeto con ese toque especial, un tipo de pintura que le da personalidad puede cobrar un especial protagonismo en un tipo de decoración que se adaptará a la perfección a nuestros gustos. Escoge la pieza y la pintura, atrévete a poner en práctica la técnica del craquelado.

Materiales para realizar la técnica del craquelado

  • Pintura
  • Pincel
  • Barniz de craquelado
  • Barniz
  • Agua

Pasos para hacer la técnica del craquelado

  1. Preparamos la pieza sobre la que queremos aplicar el craquelado, puede ser un mueble de madera, un objeto de escayola, cristal o marmolina. El universo de posibilidades puede ser enorme. Podemos empezar sobre un mueble antiguo de madera.
  2. Limpiamos bien el mueble, le eliminamos cualquier impureza que puede tener y si es necesario lo lijaremos para obtener la superficie lisa que será el lienzo en blanco de esta técnica. Es importante que no dejemos nada de polvo sobre la pieza.
  3. Con la pieza lista para la acción, nos podremos manos a la obra con la pintura. Le daremos la tonalidad que más nos guste y combine con nuestra decoración. Respetaremos el proceso de aplicación, cubriremos la superficie por completo y dejaremos que la pieza se seque siguiendo los tiempos del fabricante.Cómo hacer la técnica del craquelado paso a paso
  4. Cuando la pieza esté seca le vamos a aplicar el barniz de craquelado. Con la ayuda de una brocha lo aplicamos de forma abundante sobre la pieza. Dejaremos que se seque durante un mínimo de 4 horas. Deberá tener esa textura y aspecto que nos interesa conseguir, apareciendo esas grietas sobre la pintura que le darán personalidad a la pieza.
  5. Le daremos una nueva mano de pintura. Con un color diferente y una capa menos abundante. La diluiremos si es necesario para que no eclipse a la base que ya tenemos creada en el fondo de la pieza.
  6. En unos segundos de esta aplicación, veremos como aparecen las grietas marcadas, el craquelado se habrá producido por contraste de estas dos pinturas y efecto del barniz específicos. Nos quedará cubrir la pieza con un barniz convencional para evitar que pierda brillo.

Con estos pasos nos habremos iniciado en la técnica del craquelado que nos dará una serie de alegrías importantes. Dales una nueva vida a esas piezas especiales que quieres destacar.

Lo último en How To

Últimas noticias