Pintura

Cómo alisar paredes con gotelé

alisar paredes con gotelé
Librarte del gotelé es posible en unos sencillos pasos

El gotelé ya apenas se utiliza en la decoración de interiores, pero todavía hay muchas casas que lo conservan de cuando estaba de moda. ¿Quieres saber cómo alisar paredes con gotelé? Sigue leyendo y descubre las claves para poder hacerlo con éxito.

Esta técnica consiste en aplicar pintura al temple más espesa de lo habitual, lo que hará que deje grumos o gotas que hacen que el acabado sea grumoso en lugar de liso. Solía aplicarse para disimular las imperfecciones, pero por suerte hoy en día hay muchas otras maneras para poder hacerlo.

Pasos para alisar paredes con gotelé

  1. Lo primero que tienes que hacer para poder alisar paredes con gotelé es limpiar la pared lo mejor posible.
  2. Utiliza cinta de carrocero para delimitar la parte de la pared en la que quieres trabajar, la que quieres alisar.
  3. Protege también con cinta de carrocero interruptores, enchufes y rodapiés que haya en la zona en la que se va a trabajar.
  4. En el mercado hay varios productos que te pueden ayudar a eliminar el gotelé. Ese producto hay que mezclarlo siguiendo las instrucciones del fabricante en cada caso. Aguaplasta Renovación es uno de esos productos, pero en cualquier tienda especializada puedes verlos todos y elegir el que más te interesa en tu caso.
  5. Aplica la mezcla en la pared y utiliza una espátula para repartirla por toda la zona en la que deseas quitar el gotelé.
  6. Es muy importante que al aplicar la mezcla la extiendas muy bien, en cantidad suficiente. Los espacios vacíos o surcos pueden estropear el resultado final, impidiendo así que quede la pared lisa.
  7. Una vez aplicada la mezcla, deja que se seque por completo y aplica otra capa. La segunda capa debe ser aplicada de la misma manera que la primera, y respetando también el tiempo de secado.
  8. Cuando la segunda capa se haya secado completamente, pasa una lija para pulir bien la pared. Esto dejará la superficie totalmente lisa y sin imperfecciones.

Hecho todo lo anterior de manera correcta, podrás comprobar que tu pared está lisa y preparada para cualquier otro trabajo que quieras realizar. ¡Y sin el gotelé!

Últimas noticias