Manualidades

Cómo pintar sillas de plástico

pintar sillas de plástico
Las sillas de plástico se pueden pintar fácilmente y de forma original

Las sillas de plástico se utilizan mucho especialmente en patios, jardines, terrazas y todo tipo de espacios exteriores. Con el paso del tiempo pueden perder su color, por lo que pintarlas es una excelente opción. ¿Quieres saber cómo pintar sillas de plástico? Sigue leyendo y toma nota de los pasos y todo lo necesario para poder hacerlo.

La exposición al sol, a la lluvia y a la intemperie hace que los muebles de exteriores sean propensos a perder su color con el paso del tiempo, por mucho que sean de calidad. En el caso de los de plástico, aunque sea resistente, pierde ese brillo que tiene en el momento que lo compramos.

Materiales y herramientas necesarias

  • Lija de grano fino
  • Alcohol
  • Imprimación
  • Esmalte sintético de exterior

Pasos para pintar sillas de plástico

  1. Lo primero que tienes que hacer es pasar una lija de grano fino manual para pulir bien la superficie y así retirar la capa de plástico que se haya deteriorado. Si utilizas una lijadora manual, asegúrate de que utilizas los accesorios adecuados para lijar plástico.
  2. Cuando hayas terminado de lijar, retira la suciedad y el polvo generado. Si lo haces con un trapo de algodón humedecido en alcohol quedará perfecto.
  3. Ahora ya tienes la silla preparada para volver a pintarla, y debes elegir muy bien la pintura que quieres utilizar. Cada pintura tiene un proceso diferente y ofrece resultados diferentes.
  4. Si vas a utilizar pintura para mobiliarios de plástico, debes saber que se trata de un esmalte especial para este material y ya tiene la imprimación incluida, por lo que puedes aplicarla directamente. Deja secar la primera mano durante 6 horas y dale otra después. Utiliza un rodillo de pelo corto y conseguirás un acabado liso muy bonito.
  5. Otra opción para pintar sillas de plástico es utilizar esmalte de exterior, que es válido para cualquier superficie. Debes aplicar primero una imprimación, dejar secar y darle después un par de manos de pintura.
  6. La última de las opciones para pintar sillas de plástico es utilizar pintura en spray, un esmalte válido para interiores y exteriores. En algunos casos lleva la imprimación incluida, revisa el que has comprado porque de no tenerla deberás aplicarla aparte. Este tipo de pintura tiene la ventaja de que su uso es rápido y cómodo, y su acabado es también mucho más liso que en los demás casos. Aplícala a una distancia de 20-25 cm.

Pintar sillas de plástico es sin duda una gran opción para renovarlas y darles un look nuevo, estén deterioradas o no. ¡Y es muy fácil!

Últimas noticias