Mascotas

Cómo hacer una cama para perros

hacer una cama para perros
Cómo hacer una cama para perros de forma fácil

Hacer una cama para perros es algo sencillo, si tienes un poco de tela, un poco de relleno, aguja e hilo.

Nuestras mascotas merecen siempre lo mejor, y aunque en el mercado podemos encontrar infinidad de camas que aseguran el descanso de nuestro perro, también nosotros podemos hacer una a partir de elementos reciclados. Veamos a continuación, una sencilla guía de pasos en la que os explicamos cómo hacer una cama para perros.

Los perros son muy dados a subirse al sofá o a la cama para dormir, pero lo cierto es que como cualquier otro animal, son bastante territoriales, de modo que siempre es bueno que les acostumbremos a que tengan su propio cojín o cama donde no solo descansar, sino también un lugar en el que tumbarse cuando se queda solo o marcar su propio espacio. Veamos entonces cómo hacerla paso a paso y de forma fácil.

Materiales

  • Telas de distintos colores (que podemos reciclar)
  • goma espuma
  • aguja e hilo, o máquina de coser
  • cinta métrica
  • tijeras
  • botones de presión o cremallera

Pasos para hacer una cama para perros

  1. El primer paso para hacer una cama para perros será calcular las dimensiones: Para calcular el tamaño correcto de la tela, tienes que prepararte de esta manera: primero mide el ancho y la profundidad de la goma espuma, luego multiplica la medida por dos y agrega por lo menos 20 centímetros por lado, quedando así muy abundante para evitar quedarse sin tela durante la costura y por posibles errores. Por ejemplo, para una cama que mida 80x60cm, la tela debe ser 200 (80×2 20) x 140 (60×2 20) cm.
  2. Ahora solo tenemos que coser y formar la cama pequeña. Toma la tela, dale la vuelta y dibuja la forma de la cama sobre ella y luego sobre la espuma. Es posible no solo crear formas rectangulares, sino también que tengan forma oval.
  3. Recorta la forma deseada a una distancia de unos pocos centímetros con respecto a la aguja y cose los dos lados abiertos sin preocuparte por la precisión (dejando al menos uno de los dos lados largos abiertos), a una distancia de unos 3 cm del borde. Ahora será necesario insertar el relleno o la espuma en su interior, y una vez que estés seguro de que lo has colocado como deseas, puedes terminarlo todo cosiendo la tela de la manera correcta, dejando 2 cm entre la costura y el borde final. Si es posible, usa la máquina de coser que facilitará tu trabajo. El lado abierto más largo, puede cerrarse cosiendo una cremallera o también puedes poner botones de precisión. Otra idea sería la de coser velcro que puede ser una buena solución para cama que no sean muy grandes o que no tengan demasiado relleno.

Tu perro estará deseando probar la litera nueva, económica y original. Deja que se familiaricen con la cama, pero si ves que no le convence, bastará con colocar unas galletas crujientes o un hueso, o lanzarles una pelota y verás como el perro se tumba sobre la cama sin ningún problema.

Últimas noticias