Perros

¿Por qué se dice que el perro es el mejor amigo del hombre?

Los perros siempre han mantenido esa conexión especial con los seres humanos, algo que se debe por lo visto a una región específica del cerebro.

perro mejor amigo hombre
Los motivos que hacen que el perro sea el mejor amigo del hombre

Amor incondicional, lealtad para siempre y una capacidad excepcional para captar las emociones de su dueño. Estas son las principales características de la relación que un perro establece con el ser humano, algo que todavía sorprende a la ciencia, pero que justifica el famoso dicho de que «el perro es el mejor amigo del hombre». Sin embargo queremos ir más allá y explicaros qué han descubierto los científicos realmente sobre por qué se dice que el perro es el mejor amigo del hombre.

¿Por qué se dice que el perro es el mejor amigo del hombre?

Parece que la respuesta a la pregunta del porqué el perro es el mejor amigo del hombre, está en una región del cerebro que compartimos con nuestros compañeros más leales.

Los perros y los humanos han estado cerca durante milenios. Una relación de fusión y un nivel de comprensión del animal con el humano que siempre nos deja sorprendidos, pero ¿de dónde viene este amor y devoción inquebrantable del perro por el hombre (y viceversa)? La respuesta la encontramos en un estudio húngaro que se publicó hace tres años en la revista Current Biology, en el que se reveló que el perro y el ser humano comparten la misma región del cerebro dedicada a la voz y al reconocimiento de las emociones transmitidas.

Esta peculiaridad encuentra su origen incluso antes del dominio de la agricultura, una excepción para un animal domesticado por humanos. En la antigüedad ya existían puntos en común entre perros y humanos, como el hecho de ser dos especies sociales que viven en los mismos lugares y cazan más o menos la misma presa, pero esto no explica la fuerza del vínculo que anima a estas dos especies. Es ahora cuando los investigadores de la Universidad Eötvös Loránd en Budapest, Hungría, encontraron que también existen similitudes en el cerebro, con humanos y perros que comparten la misma región determinante.

Para su trabajo, estos investigadores se centraron en la respuesta cerebral a la voz, de humanos y perros, así como en la reacción a la emoción contenida en el sonido. Después de entrenar a once perros para que se quedaran quietos con los auriculares puestos, fueron colocados en una máquina de resonancia magnética funcional (fMRI), al igual que los 22 humanos que pasaron por el mismo proceso. Lo que tuvieron que hacer entonces fue escuchar una serie de alrededor de 200 sonidos diferentes, que incluían secuencias de risas o ladridos divertidos, así como llantos o gemidos quejumbrosos. Durante este tiempo, se analizó la actividad cerebral de cada sujeto.

Luego, los investigadores observaron que en la parte posterior del cerebro, una región similar se activa al escuchar la voz . Además, se ha notado que existen similitudes en la forma de lidiar con las voces cargadas de emoción. Por ejemplo, el área cercana a la corteza auditiva primaria se activa de manera más significativa en caso de alegría que en caso de tristeza.

Para los investigadores, estos resultados revelan que esta función cerebral habría estado presente en el último ancestro común de humanos y perros, que data de hace unos 100 millones de años. Pero también sugiere que otros animales con los que los humanos comparten este ancestro común pueden tener esta función cerebral.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias