Remedios para dormir

Cómo dormir mejor con la nariz taponada

dormir mejor con la nariz taponada
Trucos y consejos para dormir mejor con la nariz taponada o congestionada

Tener congestión nasal es bastante incómodo por todos los síntomas que la acompañan y sus consecuencias. Pasar malas noches es uno de los problemas que acarrea. ¿Quieres saber cómo dormir mejor con la nariz taponada? Sigue leyendo y descubre las claves para lograrlo.

Causas de la congestión nasal:

  • Una de las principales causas de la congestión nasal, también conocida como nariz taponada, es la desviación del tabique nasal, especialmente en adultos. Aproximadamente un 80% de las personas con congestión nasal tienen el tabique desviado.
  • La sinusitis es otra causa muy habitual. Se trata de una infección e inflamación de los senos paranasales, y puede producir la congestión tanto aguda como crónica. También es posible que tener congestión de forma frecuente desencadene en una sinusitis.
  • No es muy frecuente, pero la poliposis nasal es otra de las causas. Hay pólipos que pueden obstaculizar o dificultar el drenaje correcto del moco, y además favorecer una inflamación de la mucosa.
  • Otra posibilidad es que haya cuerpos extraños atascados en la nariz, especialmente en el caso de los niños que pueden meterse piezas pequeñas de juguetes.

Pasos para dormir mejor con la nariz taponada:

  1. Un buen truco para dormir mejor con la nariz taponada es no hacerlo en posición totalmente horizontal. Es recomendable inclinar un poco la cabeza con dos cojines o almohadas, esa mayor altura permitirá que la nariz drene mejor y los conductos nasales se despejen.
  2. Si tienes un humidificador, déjalo funcionando en la habitación durante toda la noche. El ambiente estará más húmedo, lo que favorecerá una correcta respiración.
  3. En el caso de que estés tomando algún medicamento, si es posible toma la última dosis del día justo antes de dormir, así te ayudará a hacerlo mejor.
  4. Acompáñalo de algo calentito, como una taza de leche, así el cuerpo se templa y pasarás mejor noche.
  5. Otro buen remedio casero es hervir un poco de agua y añadir unas hojas de eucalipto o bien unas gotas de su aceite esencial. Haz vahos con la cabeza tapada con una toalla, preferiblemente antes de acostarte para que se abran los conductos y puedas respirar mejor las próximas horas.

Aunque igualmente vayas a tener alguna molestia, con todos estos remedios está comprobado que conseguirás dormir mejor con la nariz taponada. ¿Conoces alguno más?

Lo último en How To

Últimas noticias