Cocina

Cómo conseguir que el café esté siempre perfecto

Conseguir que el café esté siempre perfecto
Pasos para conseguir que el café esté siempre perfecto

El café es una de las bebidas más consumidas del mundo. Necesitamos tenerlo siempre listo si queremos empezar la mañana con toda la energía posible.

El café es una de las bebidas más consumidas del mundo. Necesitamos tenerlo siempre listo si queremos empezar la mañana con toda la energía posible. Hacer un buen café es una de las claves de nuestra felicidad, para conseguirlo debemos tener en cuenta unos pasos principales y algunas recomendaciones. No prestar atención a la forma en que cuidamos esta materia prima nos llevará a perder gran parte de las buenas propiedades de este alimento. Si quieres descubrir todos los secretos y errores que te llevarán a obtener un buen café, toma nota de estos pasos.

Pasos para conseguir que el café esté siempre perfecto

  1. Los expertos cafeteros nunca lo toman con azúcar. Puede parecer complicado al principio, pero si queremos disfrutar de un café de calidad no debemos ponerle nada de azúcar. Tomarlo en estado puro nos ayudará a disfrutarlo, de lo contrario estaremos adulterando un sabor que por sí solo ya está perfecto. Puedes ir retirando el azúcar poco a poco, hasta conseguir que no necesites nada.
  2. Recalentar el café es un pecado capital. Dejar hecho el café la noche antes y calentarlo para no perder tiempo es una de las peores opciones. Lo mejor es hacerlo al momento, se tarda unos minutos y aunque esté caliente sus propiedades serán mucho mejores que el de un café recalentado. No tendrá nunca el mismo sabor, estará alterado por una serie de factores provocado por los cambios de temperatura.Cómo conseguir que el café esté siempre perfecto
  3. De la misma forma que el café no puede calentarse, tampoco es recomendable tenerlo en la nevera. Si está cocinado, como si no, debemos tener en cuenta que el café es un elemento natural que no debe estar sometido a cambios bruscos de temperatura. La mejor opción es guardarlo siempre fuera de la nevera.
  4. Aprovecha el café de la mejor manera posible. Usar el café como abono o para fabricar algunos productos exfoliantes es una buena forma de reutilizar esta excelente materia prima. Podemos emplear el café en multitud de productos cosméticos, sus propiedades son perfectas para eliminar algunos problemas de piel como la celulitis.
  5. La cafetera es el otro elemento principal, vamos a lavarla bien con jabón para que no adquiera ningún sabor. Lo ideal es limpiarla a diario para que nada interfiera en esta herramienta, aunque si no podemos o haremos en el mínimo espacio de tiempo posible.

Si consigues evitar todos estos errores lograrás que el café esté siempre perfecto. Solo nos quedará disfrutar de esa increíble taza todas las mañanas para empezar el día con las energías renovadas.

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias

. . . . . . . . .